Foto: Agencia Enfoque

Esta tarde fue avalada en comisiones la iniciativa de reforma a la Ley para regular la operación de Empresas de Redes de Transporte (ERT), para alinear a Uber con los taxis tradicionales.

Esta propuesta tuvo la abstención de dos legisladores del PRI y del PAN, Pablo Fernández y Pablo Montiel.

Las  nuevas disposiciones contemplan la aplicación de pruebas toxicológicas, psicométricas así como estudios socioeconómicos a los choferes.

Alberto Vivas Arroyo, subsecretario de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transporte (SIMT), explicó que todos estos cambios pretenden garantizar la seguridad de los usuarios y evitar que los choferes incurran en prácticas delictivas.

Tanto los concesionarios, permisionarios y las empresas de transporte, tendrán la obligación de capacitar a sus conductores para que la prestación del servicio sea eficiente, segura y con apego a las políticas de equidad de género, no discriminación y respeto de los derechos humanos.

Asimismo deberán tramitar una licencia para conducir del servicio público mercantil, así como obtener un certificado en materia de derechos humanos y equidad de género, presentar una Carta de No Antecedentes Penales cada seis meses, entre otros requisitos.

 

--

POB/RLV