Carles Puigdemont, presidente del gobierno autonómico de Cataluña ha dicho que, en cuestión de días, declararán su independencia de España, después del referéndum votado el domingo.

No obstante, el Tribunal Constitucional de España declaró como “ilegal” la votación en la que participaron 2,3 millones de personas, en la que casi 90% se mostró a favor de independizarse.

La votación tuvo una jornada violenta por la presencia de la policía que se enfrentó con los catalanes; sin embargo, las autoridades declararán su separación de España.

Sin embargo, es posible que esta independencia sea “bloqueada” por el gobierno de Mariano Rajoy. Pero, suponiendo que pueda separarse, ¿Cataluña podría mantenerse como un estado independiente?

Estado

Cataluña tiene una bandera, un Parlamento, la Policía, los Mossos d’Esquadra y un líder: Carles Puigdemont.


publicidad puebla
 

Cuenta con un órgano regulador de telecomunicaciones y tiene oficinas de representación en el extranjero donde se promueve el comercio y la inversión.

El estado provee servicios públicos, educativos y atención sanitaria. Sin embargo, tendría que incluir la gestión de las fronteras y aduanas. Establecer un Banco Central así como una oficina de recaudación de impuestos, una de control aéreo y un área de Defensa.

En España, estas áreas son controladas en Madrid.

*Economía

Una de las inconformidades que tienen los catalanes es que consideran que pagan más de lo que reciben del Estado español.

Cataluña es más rica que otras regiones; por ejemplo, aunque concentra al 16% de la población española, produce el 19% del total del Producto Interno Bruto (PIB) y aporta el 25% de las exportaciones.

Esta región es la más visitada del país, pues atrae a 18 millones de los 75 millones de los turistas que viajan a España.

El puerto de Barcelona es uno de los más importantes en la Unión Europea, mientras que la provincia de Tarragona tiene uno de los mayores centros de la industria química del continente.

Con todo eso, Cataluña podría enfrentar un problema mayor: la deuda pública; el gobierno catalán tiene deudas por 90 millones de dólares, de los cuales 61 millones corresponden a compromisos con el gobierno de España.

*Unión Europea

Cataluña encontraría una fortaleza si continúa dentro de la Unión Europea para poder seguir participando en el mercado, pues 2 de cada 3 exportaciones catalanes se hacen a la Unión Europea.

Sin embargo, al separarse de España necesitaría tener la aprobación de todos los socios, incluida España.

Algunos independentistas creen que podrían conseguir un trato como lo tienen Noruega, que sin ser miembro, tiene acceso al mercado a través de un acuerdo especial. Pero los catalanes tendrían que pagar impuestos para moverse por el bloque.

POB/LFJ