Foto: Selección Nacional de México

El Tribunal Arbitral del Deporte (TAS, por sus siglas en francés) determinó que el grito de “eeeh puto” solo es “inapropiado” y no es discriminatorio y ordenó la anulación de las multas impuestas a la Federación Mexicana de Futbol (FMF).

El TAS es el máximo tribunal del deporte mundial y analizó dos apelaciones que presentó la FMF por las sanciones de 35 mil dólares (676 mil pesos, aproximadamente) que impuso la FIFA por los gritos de los aficionados durante los juegos eliminatorios de la Selección Nacional.

Aunque la FIFA consideró al grito como un acto discriminatorio, para el TAS, la intención de los aficionados mexicanos no era ofender o discriminar a una persona en particular.

“La Formación Arbitral determinó que el Canto gritado por los seguidores mexicanos debe ser considerado como “conducta impropia” de los espectadores, conforme al Art. 67 del CDF y, por tanto, la FMF fue considerada responsable de esta conducta”.

El Tribunal determinó que la sanción que debe proceder es una advertencia y no una multa, por lo que se modificó la decisión de la FIFA.

“Debido a su erróneo pero legítimo entendimiento, la FMF no tuvo la oportunidad de emprender acciones o tomar medidas que pudieran prever, mitigar o detener el canto, especialmente cuando el canto no creó ningún riesgo particular en el estadio”.

Por los gritos, México acumula 11 multas por parte de la FIFA, con un monto total de 160 mil francos suizos, que representa poco más de 3 millones de pesos.

En México, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (CONAPRED) considera que el grito es “una calificación negativa que estigmatiza pues homologa la condición homosexual con cobardía”.

La controversia más reciente por este grito se vivió en el Congreso de la Unión, cuando seis legisladoras del PRI usaron el “eeeh puto” para referirse al diputado Ariel Juárez.

 

 

--
POB/LFJ