Foto: Wikimedia (cc)

El Museo Universitario Casa de los Muñecos abrió al público una exposición que consta de 12 obras restauradas del siglo XVII, atribuidas a Francisco de Zurbarán (1598-1664), pintor del barroco español, de gran influencia en la pintura novohispana. Se trata de la colección «Las doce tribus de Israel», una de las cinco que existen en el mundo sobre el tema «Los hijos de Jacob».

La inauguración de esta exposición de 12 pinturas, representan a los hijos de Jacob: Gad, Zabulón, Aser, Leví, Neftalí, Isacar, Rubén, Dan, Simeón, José y Benjamín, así como a Jacob.

Estos lienzos de tamaño natural, con una altura de casi 1.90 metros, se identifican con el pasaje del Génesis, «Las bendiciones de Jacob», en el cual este reúne a sus hijos para decirles su futuro. Se trata de una iconografía poco usual en la pintura sevillana del siglo XVII.

«Muestran las figuras majestuosas de los patriarcas en primer término, con un inequívoco sentido de monumentalidad, sobre pequeños fondos de paisajes atenuados por la imaginación de las figuras humanas, donde los patriarcas roban el espacio a paisaje y firmamento produciendo un horror vacui; esto sumado a la perspectiva de bajo punto que aporta más teatralidad».

Debido al mal estado de conservación en el que se encontraba, esta colección no había sido valorada. Se sabe que fue motivo de admiración para los pintores novohispanos de los siglos XVII y XVIII que siguieron sus mismos modelos: sus técnicas artísticas son de gran maestría en el uso de pigmentos, veladuras, fondos, luces y sombras de los grandes maestros del arte español de la época.

Después de su restauración y reconocimiento de los elementos que se integran en cada uno de los lienzos, esta obra es una de las colecciones más importantes que se exhiben en el Museo Universitario Casa de los Muñecos.

 

POB/RLV