A pesar de que la percepción de inseguridad por parte de los ciudadanos ascendió hasta el 75.4 %, se planea un recorte de 70 millones de pesos al presupuesto de la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal (SSPYTM).

Es probable que durante este viernes, se solicite al secretario Manuel Alonso García explicar a los regidores en qué programas se compensará esta reducción del presupuesto.

Por otro lado, se plantea una reducción de 10 a 100 millones de pesos para el mantenimiento de vialidades. Los funcionarios municipales argumentan que el recorte se debe en parte a «situaciones técnicas» y a un reajuste de funciones en otras dependencias.

Finalmente, los recursos aumentaron 630 millones de pesos más que el año pasado; sin embargo, la administración municipal deberá pagar el siguiente año 300 millones de pesos que solicitó prestados para seguridad y obras públicas.

 

POB/RLV