Foto: Wikimedia (cc)

La crisis económica en Venezuela ha afectado a casi 30 millones de venezolanos. Este país cuenta con un índice inflacionario acumulado de más de 800%, y el Fondo Monetario Internacional estima que para 2018 la tasa llegará a un 2300%.

El poder adquisitivo de los venezolanos ha caído drásticamente, lo que se agrava con la profunda escasez de alimentos y medicinas, el colapso de servicios públicos y el sistema de salud, y el crimen rampante.

Los precios de bienes y servicios se han disparado y esto golpea con más fuerza a la gente con menos recursos; sin embargo, la gente de clase media también se encuentra sufriendo los estragos de esta crisis.

Foto: Wikimedia (cc)

Aunque de lejos Caracas se ve como una ciudad normal, las personas se encuentran en una constante lucha, incluso al hacer las cosas más simples, como sacar dinero del cajero o comprar un café.

El Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores, publicó en octubre que el costo de la canasta básica de alimentos para una familia, aumentó un 48%. Finalmente, en 2016 se dio a conocer que el 80% de los venezolanos viven en pobreza. De no revertir estas estadísticas, Venezuela dará cara una enorme crisis que convertirá a la vida diaria de los venezolanos en una carrera por sobrevivir.

 

--

POB/RLV