Foto: Agencia Enfoque

Andrés Manuel López Obrador, precandidato a la presidencia de México por el partido Morena, prometió en Tabasco, su estado natal, que si gana la presidencia en 2018 cancelará la reforma educativa y dijo que su proyecto no limitará los derechos laborales del magisterio. El precandidato tabasqueño dijo lo siguiente al respecto:

«No es una reforma educativa, ni siquiera es una reforma laboral, es un mecanismo de sometimiento al magisterio. Han humillado a todos los maestros. He hecho el compromiso de que se va a cancelar la mal llamada reforma educativa, voy a buscar el mecanismo legal apropiado, pero no seguirá funcionando».

López Obrador dijo que desde que impusieron esta reforma tuvieron confundidos a muchos, pensando que realmente era una reforma educativa. AMLO pidió a sus simpatizantes tener confianza en su proyecto, el cual incluirá una reforma para mejorar la calidad de la educación, pero no limitará los derechos laborales del magisterio.

AMLO también señaló que busca terminar con el «cáncer» del país, dijo que no permitirá el «bandidaje oficial» y que de llegar a la presidencia se acabarán los altos salarios y las millonarias pensiones a los ex presidentes.

Dijo que el actual conjunto de leyes que regula el sistema educativo es una “farsa” y que no tiene como fin mejorar la calidad de la enseñanza.

López Obrador dijo en cuanto a la presencia de Fernando González Sánchez, yerno de la ex líder del magisterio, Elba Esther Gordillo; que él no lo conocía cuando lo saludo. El precandidato presidencial de la coalición de Morena, PT y PES continuó su precampaña por el municipio de Cárdenas, para después llegar a Centla, Paraíso y a Comalcalco.

 

POB/RLV