Foto: Leo Herrera

Cientos de peregrinos de diferentes zonas de Puebla pasaron esta mañana por Paso de Cortés, punto intermedio entre el volcán Popocatépetl y el Iztaccíhuatl, que a su vez delimita a Puebla del Estado de México.

La noche anterior pernoctaron en Santiago Xalixintla, desde donde iniciaron su camino a las tres de la mañana con el gélido clima de la región. En este sitio descansan para continuar su camino hacia Amecameca, municipio mexiquense donde realizarán su siguiente descanso.

El recorrido lo realizan en un total de tres días y medio, desde sus lugares de origen hasta la Villa de Guadalupe en la Ciudad de México. Esta es una de las tradiciones religiosas más antiguas y concurridas entre los católicos mexicanos.

POB/RLV