La coordinación entre los tres diferentes niveles de gobierno, así como entre las autoridades estatales, en este caso de Puebla con las entidades vecinas, resulta primordial para reducir los factores de riesgo y la entidad salga de los primeros lugares en el robo de transporte de carga.

En entrevista con Poblanerías en línea, Arturo Balderas Moyano, director general de la Asociación Civil “Corresponsabilidad en el Transporte”, mencionó que el robo en carretera debe ser uno de los principales puntos que debe estar en la agenda de seguridad de las autoridades, pues es –entre los límites de Puebla con otros estados– donde, por falta de coordinación, los delincuentes logran escapar.

“No se trata de haber quién se avienta primero, sino de que realmente exista una coordinación permanente, pero sobre todo con estrategias efectivas, por lo que se tiene que hacer una planificación con objetivos a corto, mediano y largo plazo, es decir, alcanzar una continuidad”.

Arturo Balderas dijo que otra preocupación es el cambio de autoridades en las próximas elecciones, pues opina que una vez que concluya el proceso electoral, puede existir un “quiebre” en la coordinación que se llegue a dar.

“Es imposible que no existan algunos asaltos, es el ideal a alcanzar la tasa cero de asaltos; lo que sí es muy posible, es que coordinándose con los organismos empresariales, se logren disminuir los factores de riesgo y ahí sí la autoridad estatal o federal, tendrá que ir poniendo nuevas condiciones para establecer filtros que permitan incluso, ir depurando al propio personal que trabaja en las empresas, sean micros, medianas o grandes¨.

Piden auditoría para el Segundo Piso

Cuestionado sobre el reciente asalto que se registró en el segundo piso de la autopista México-Puebla, donde fue asesinado un transportista, Balderas Moyano pidió mayor vigilancia en el tramo, pues desconocen si existen mecanismos de videovigilancia conectados al C5.

Sobre los daños y reparaciones que tiene el segundo piso, dijo que eso propicia que se cometan hechos delictivos; además, consideró que al ser una obra “nueva” no tendría que presentar esos problemas en el asfalto, por eso, debería realizarse una auditoría.

Explicó que, dentro de las cláusulas que se hayan establecido para garantizar el buen estado de la carretera del segundo piso, tienen que hacerse válidas las fianzas o ejercerse los medios que obliguen a la constructora y/o la concesionaria, a responder por el mantenimiento que le haga falta.

En octubre de 2016, fue inaugurado el segundo piso de la autopista México - Puebla, en el tramo que abarca de la zona del Outlet a los Estadios. El costo de la inversión fue de 10 mil 500 MDP. Foto: Agencia Enfoque.

Zonas de riesgo

De acuerdo al más reciente reporte de inteligencia Robo de Carga en México, durante el primer trimestre de 2017, Puebla se ubicó entre los cinco estados del País con más robos al transporte de carga.

Según el reporte elaborado por la compañía especializada en logística y seguridad, FreightWatch International (FWI), las zonas de alto riesgo para el transporte de carga, se concentran en la región centro del país, principalmente en los estados de Puebla, México y Veracruz, Querétaro, al igual que Guanajuato.

Los municipios con mayor número de casos de robo en la entidad, son: Tecamachalco, Puebla, San Martín Texmelucan y Amozoc.

La búsqueda, registro y análisis de incidentes de robo al transporte de carga en la República Mexicana por parte del área de inteligencia de FWI, permite evaluar los niveles de riesgo en el país a través de estadísticas, brindando un panorama amplio, en donde se localizan las principales zonas de riesgo para la comisión de estos delitos.

La Delincuencia Está Ya Más Organizada

Los factores que intervienen en el robo de carga, son en primer término, que los delincuentes están más organizados. Los grupos criminales especializados en el robo a transporte de carga, tienen operaciones simultáneas en diferentes entidades del País, como el Estado de México, Puebla y Veracruz.

Mientras los ladrones realizan el robo de una unidad de carga, mantienen comunicación constante con diferentes individuos ubicados en otros estados para verificar que el robo que el robo haya concluido exitosamente, según se indica el análisis.

El modus operandi en el caso de detenciones en lugares inseguros, se registra cuando los transportes de carga son interceptados por los delincuentes al detenerse para reparar un neumático, falla mecánica, estaciones de servicio, cachimbas y huachicoleras.

El 22 de noviembre de 2017, elementos de la Policía Federal, Ejército Mexicano y Seguridad Física de Pemex, lograron el decomiso de nueve unidades ligadas al trasiego de combustible. Se encontraban sobre el libramiento de carretera a San Juan Tuxco en Texmelucan. Foto: Agencia Enfoque.

Los criminales buscan robar productos de fácil reventa en los mercados, como bebidas, alimentos, combustible, misceláneos, ropa y zapatos, así como construcción e industrial.

Además, las bandas de ladrones buscan el robo de embarques de alto valor, por el beneficio económico que conlleva la venta del producto robado.

En este caso, se advierte que operan en grupos que van de los seis a ocho sujetos y tres autos como promedio, usando a su vez, equipo de comunicación con otros elementos del grupo delincuencial, los cuales no están en el lugar del robo y ayudan en la coordinación del delito.

En el 74.7% de los casos, los robos al transporte de carga ocurren mientras el embarque se encuentra en tránsito; privación ilegal de la libertad, en el 67.8% de los casos; el modus operandi por parte de la delincuencia organizada, es la privación ilegal de la libertad del conductor mientras se encuentra en camino.


POB/LFJ/JCSD