El consumo de energía eléctrica incrementa durante la época decembrina, y esto debido al frío y el aumento de luces encendidas.

Se recomienda que para iluminar la decoración navideña se utilicen luces tipo led, ya que con este tipo de luz se puede llegar a suponer un ahorro de 90% respecto a las bombillas tradicionales.

Trata de no utilizar tantas extensiones de luces en el árbol, y no cubrir todo el jardín o el techo de las casas con luces navideñas, ya que pueden producir una sobrecarga en la instalación y puede existir peligro de sobrecalentamiento, son otros de los consejos.

Limita la cantidad de tiempo que se dejan las luces navideñas encendidas y por la noche, es mejor apagarlas para evitar algún accidente.

Al preparar la cena, se recomienda no abrir el horno para ver la comida mientras se está cocinando. Cuando se hace esto, se escapa alrededor del 20% del calor del horno y  se necesitará más electricidad para terminar de cocinar la comida.

En este contexto, si se va a cocinar en el horno es recomendable utilizar más de una bandeja y hacer varias comidas a la vez para aprovechar el calor.

Para el caso de utilizar un sistema eléctrico, es necesario saber que estos requieren un alto consumo, por lo que se recomiendan calentadores con dispositivos automáticos o utilizar calentadores de gas natural, ya que son más eficientes que los calentadores eléctricos que llegan a consumir hasta 1500 watts.

Si se piensas salir de vacaciones, es importante desconectar todos los electrodomésticos (televisión, refrigerador, lavadora), pues muchos artículos utilizan electricidad aun cuando no se están usando.

Esta es una forma sencilla de ahorrar que te ayudará a reducir el consumo de electricidad, el impacto en el medio ambiente y por supuesto será una gran ayuda para tu bolsillo.

 

--
POB/LFJ