Foto: Agencia Enfoque.

En el reporte de la organización no gubernamental Acaps, especializada en el análisis de los escenarios que caracterizan las emergencias humanitarias, Venezuela es el único país latinoamericano que se encuentra en la lista de los 17 países que requerirán de la asistencia de la comunidad internacional en 2018, por las crisis económicas, políticas y sanitarias, junto con países de África y de Medio Oriente como Libia, Sudán del Sur, Siria, Yemen y Afganistán.

La ONG asegura que la crisis venezolana se debe a la hiperinflación, la caída de los ingresos económicos, la restricción de acceso a los servicios básicos, la erosión de las instituciones democráticas y la represión contra las protestas públicas.

La crisis política y económica que enfrenta Venezuela ha ocasionado el deterioro de las necesidades básicas de la población, poniendo en peligro de supervivencia a los grupos más vulnerables del país.

Se calcula que más de cuatro millones de personas no cuentan con acceso a medicinas, un millón de niños menores de tres años no se alimentan adecuadamente, el índice de mortalidad materna e infantil ha incrementado y los desplazamientos masivos en las fronteras son evidencia de la crisis que el gobierno niega.

Sin embargo, el gobierno de Venezuela rechazó la ayuda humanitaria de Estados Unidos y hasta lo acusó de burlarse de la comunidad internacional con su ofrecimiento, pues a su vez “arremete” contra el país con sus sanciones económicas.

Por su parte, Estados Unidos asegura que las sanciones impuestas contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro no afectan a la población.

 

__

POB/VSV