Foto: Agencia Enfoque

Por reducir costos desde 30% hasta 50%, algunos empresarios de la construcción emplean malos materiales o reducen la calidad de estos.

Sin embargo, ocasionan que 3 de cada 10 obras sufran afectaciones y pongan en riesgo a la población, así lo indicó José Luis Méndez, presidente de la Asociación Nacional de Laboratorios Independientes al Servicio de la Construcción.

Informó que, después del sismo se identificaron fallas estructurales, principalmente en edificios donde los muros no soportaron el peso y colapsaron.

La Ley Federal de Metrología establece la calidad y cantidad de los materiales ya emplear; así mismo solo ocho de cada 10 recurren a los servicios de laboratorio para verificar los mismos.

--

POB/PSC