Depresión, enfermedad a nivel mundial

Causas, síntomas y apoyo para disminuirla

Foto: Agencia Enfoque

“Nunca decirle a una persona que está en depresión: ‘échale ganas’ porque no es una cuestión de fuerza de voluntad”, comenta la maestra María del Carmen Mora Ávila, Psicóloga y Orientadora Educativa del Programa de Apoyo y Seguimiento al Estudiante (PASE) de la UPAPEP, y agrega “se ha comprobado que mientas más grave sea el cuadro depresivo más implícita hay una alteración bioquímica. Entonces, la persona aunque quiera no puede disfrutar”.

En conjunto con María Isabel Paulina Gómez Vallarta, Directora Académica de la Maestría en Administración de la misma universidad, comentaron que los familiares pueden aprender a vivir con las personas con depresión «aportándoles contacto físico, creando una red de apoyo emocional y psicológico, y por supuesto acudiendo a un especialista».

Las estadísticas muestran que 6 de cada 10 personas padecen depresión. Para 2020 será la segunda enfermedad incapacitante a nivel mundial por los síntomas que genera y que impacta directamente en la vida laboral. Las personas más vulnerables de padecerla son adolescentes y adultos mayores y, aunque la depresión ya está dentro del cuadro de salud pública en México, no hay medicamentos para padecimientos severos.

Causas

La depresión está catalogada como un trastorno del estado de ánimo con causas diversas: condiciones genéticas, afectaciones bioquímicas de las estructuras cerebrales y causas ambientales, es decir problemáticas en las relaciones: de pareja, hijos, laboral, económica, perdidas familiares o materiales, del trabajo, etc.

Sintomatología

Aunque hay diferentes tipos de depresión, los síntomas se caracterizan por: cansancio constante, fatiga sin motivo, alteraciones en el sueño, aumento o disminución del apetito, irritabilidad, alteración en funciones cognitivas y ansiedad.

Apoyo para disminuir la depresión

  • Acudir a un especialista
  • Planificar gastos: jerarquizar lo importante
  • Buscar alternativas para divertirnos: hacer actividades recreativas
  • Mejorar la comunicación: decir lo que se siente y piensa
  • Centrarse aquí y ahora en las situaciones
  • Hacer actividades nuevas: romper la rutina
  • Aplicar el sentido del humor

 

POB/WPR