A dos años de que venció el plazo de cumplimiento, Puebla aún tiene pendiente la mitad de los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que impulsó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para avanzar en la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible.

Los objetivos que no se cumplieron son:

  1. Erradicar la pobreza extrema.
  2. Lograr la enseñanza primaria universal.
  3. Reducir la mortalidad de niños y niñas menores de cinco años.
  4. Mejorar la salud materna.

Mientras que las metas que sí se lograron fueron:

  1. Promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer.
  2. Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades.
  3. Garantizar la sostenibilidad del medio ambiente.
  4. Fomentar una alianza mundial para el desarrollo.

Aunque la ONU reconoció los avances que se han tenido en el País, considera que “existen desafíos que todavía debemos enfrentar para lograr el país próspero, incluyente y con educación de calidad al que México aspira, labor que se completará en el marco de la Agenda 2030”.

Ingreso bajo y mucha pobreza alimentaria

Los Objetivos de Desarrollo del Milenio se encuentran dentro de la Declaración del Milenio, que fue firmada por 189 países –entre ellos México– en septiembre de 2000 para avanzar en la reducción de la pobreza y el desarrollo sostenible para más tardar el año 2015.

Los ocho objetivos se encuentran divididos en 52 indicadores, de los cuales Puebla no cumplió con 14 y por tanto, no se lograron cuatro de las metas.

Entre los pendientes se encuentra el indicador de “Reducir a la mitad el porcentaje de personas cuyos ingresos sean inferiores a 1.25 dólares por día”, la meta que la ONU fijó para México fue de un máximo de 4.5% de la población con ingresos bajos. Sin embargo, en la entidad, el 5.4% de la población gana menos de los 1.25 dólares a día, es decir, 23 pesos diarios.

También se incumplió con el objetivo de “Proporción de la población que habita en hogares en pobreza alimentaria”, ya que la meta para México era de 15.7% de la población con pobreza alimentaria y en Puebla el porcentaje es 31.9, lo que representa 103% más.

Para Miguel López López, economista de la Universidad Iberoamericana de Puebla, en el estado hubo una reestructuración del mercado a partir de la administración de Rafael Moreno Valle Rosas, donde los trabajos mejor pagados –más de cinco salarios mínimos– disminuyeron de 5% a 3% para, con esos mismos recursos, abrir dos o tres puestos de uno a dos salarios mínimos.

Desde el punto de vista del especialista es un “mercado laboral que empobrece (…) se dan salarios que ponen en situación de pobreza al trabajador”. Esta política pública, además, habría generado caída de 12% del ingreso laboral, con lo cual sería aún más difícil lograr la meta de la ONU.

Puebla con retraso en metas educativas

De los indicadores de educación, no se cumplieron nueve de los 14; especialmente, hay un retraso en “Tasa neta de matriculación en educación preescolar”, donde la meta fue de lograr el 100% para 2015 pero Puebla llegó solo al 83.6%.

La “Tasa neta de nuevo ingreso a secundaria”, que debería de ser de 100% para México, es de 67.8% en Puebla y la “Tasa neta de matriculación en secundaria”, que también debería de ser del 100%, llega a 91.3%.

Otros indicadores que tampoco se lograron en 15 años son: “Tasa neta de matriculación en la enseñanza primaria”, “Proporción de alumnos que comienzan el primer grado y llegan al último grado de enseñanza primaria”, “Tasa bruta de matriculación en la enseñanza primaria”, “Tasa de absorción de los egresados de primaria”, “Porcentaje de asistencia escolar” y “Eficiencia terminal en secundaria”.

Se descuida salud de madres y menores

En cuanto a salud, la entidad tiene que reducir las “Tasa de mortalidad en niños menores de 5 años” y “Tasa de mortalidad infantil”, ya que está 25.5% por encima de lo marcado por la ONU en el primer indicador y 32.4% en la segunda.

Con una tasa de 17.2 muertes de niños y niñas menores de 5 años de por cada 100 mil, Puebla se coloca como la quinta entidad con más mortalidad. Arriba del estado solo se encuentran Chiapas (18.5), Oaxaca (18), Campeche (17.8) y Guerrero (17.7)

Mientras que en el indicador de mortalidad infantil, la entidad tiene una tasa de 14.3 menores que fallecen en los primeros 28 días vida por cada 100 mil. Con esa cifra, Puebla es la cuarta entidad que menos protege a los recién nacidos, solo por debajo de Campeche, Tabasco y Estado de México.

Con respecto a las muertes maternas, la ONU estableció la meta para México de 22.2 defunciones por cada 100 mil vivos; sin embargo en el estado la razón es de 32.3 decesos, es decir, 50% más el Objetivo de Desarrollo del Milenio.

Catalina Aguilar Oropeza, presidente de la organización Cihuautla, dijo, durante una entrevista, que la muerte materna «viola los derechos fundamentales de las madres y los menores, ya que no se garantiza su salud».

Agregó que la muerte materna está relacionada con el embarazo adolescente, una situación muy común en zonas rurales y urbanas marginales, donde además socialmente se acepta el matrimonio infantil.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), en comparación con otras mujeres “las jóvenes adolescentes corren mayor riesgo de complicaciones y muerte a consecuencia del embarazo”.

Grandes retos a nivel nacional

A nivel nacional, México presenta el mismo atraso en mortalidad infantil, muerte materna, pobreza alimentaria, matriculación en preescolar e ingreso al nivel secundaria.

También enfrenta problemas respecto a la “Tasa de mortalidad por VIH/SIDA”, ya que la meta fijada por Naciones Unidas para el País era de 3.5 defunciones por cada 100 habitantes, pero en México es de 3.9.

Los indicadores donde hay cumplimiento son: “Tasa de mortalidad por tuberculosis” y “Tasa de incidencia asociada a la tuberculosis”.

La meta de la ONU fue 1.7 decesos por cualquier tipo de tuberculosis por cada 100 mil habitantes, en México la tasa es de 1.8. Mientras que en la tasa de incidencia el tope es de 15.6 casos por cada 100 mil habitantes, pero la incidencia es de 17.3, con lo cual se tendrían que reducir 10% los casos para cumplir con el objetivo.

Si bien la fecha límite para cumplir con los ODM fue 2015 y a partir de 2017 se establecieron los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la ONU indica: “Es importante entender que los Objetivos de Desarrollo del Milenio no se abandonan, sino que los Objetivos del Desarrollo Sostenible, complementan y profundizan el trabajo”.

Algunas de las metas que se agregaron para cumplirse en 2030 son:

  1. Reducir el embarazo adolescente.
  2. Garantizar el acceso de los servicios básicos.
  3. Erradicar la explotación laboral infantil.
  4. Mejorar la calidad de la vivienda.

 

 


POB/LFJ