Foto: Agencia Enfoque

Las tortillerías que suban el precio por kilo, serán sancionadas por la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), porque no existe motivo para un alza, indicó Alejandro García, delegado en Puebla.

Consideró que "no hay razón" para que se dé un incremento en el kilo de tortilla en Puebla, pues el maíz se mantiene estable y "no se vislumbra" un alza en los próximos meses, pese al aumento del gas, gasolina y electricidad.

El funcionario federal dijo que no toleraran "prácticas abusivas" por parte del gremio de la masa y la tortilla y en caso de hacerlo, se harán acreedores a multas, por lo que el precio se mantiene entre 10 y 12 pesos.

 

--
POB/LFJ