Puebla ocupa el sexto lugar de los 32 estados del País, después de Aguascalientes, Jalisco, Querétaro, Baja California y Colima de las entidades que tienen un puntaje promedio más alto y con una diferencia estadísticamente significativa con respecto a la media nacional en los resultados del Plan Nacional para la Evaluación de los Aprendizajes (Planea).

Sin embargo, en el examen matemático que aplicaron alumnos de nivel medio superior, arrojó que seis de cada 10 estudiantes se ubicó en el nivel uno, es decir el más bajo, únicamente 23 de cada 100 en el siguiente nivel, solo 8% en el tercero y casi de 3 de cada 100 en el nivel más alto.

De acuerdo a la escala de evaluación el nivel más bajo, los alumnos tienen dificultades para realizar operaciones con fracciones y operaciones que combinen incógnitas o variables, representadas con letras, así como para establecer y analizar relaciones entre dos variables.

Para Poblanerías en línea, Mónica Monroy Kuhn, directora de la Maestría en Educación Matemática de la Universidad Popular Autónoma del Estado de Puebla (UPAEP) indicó que el problema radica en que los estudiantes solo memorizan, pero no razonan.

El hecho que un chico nada más memorice el algoritmo sin entender la suma, la resta, la multiplicación, una fracción y no puedan conceptualizar, dificulta que más adelante adquieran otro tipo de aprendizajes.

Mencionó que a medida que escalen en los niveles, arroja mejores resultados en la resolución de problemas matemáticos.

De acuerdo con la prueba PLANEA «23.3% de los estudiantes expresan situaciones donde se desconoce un valor o las relaciones de proporcionalidad entre dos variables y resuelven problemas que implican proporciones entre cantidades, por ejemplo, el cálculo de porcentajes». 

Enseguida, nivel tres resuelven cálculos de valores desconocidos y analizan situaciones de proporcionalidad y solo 2.5 de cada 100 dominan las reglas para transformar y operar con el lenguaje matemático.

Expresan en lenguaje matemático las relaciones que existen entre dos variables de una situación o fenómeno y determinan algunas de sus características, es decir deducen la ecuación de la línea recta a partir de su gráfica.

La catedrática de la UPAEP consideró que el problema radica desde los niveles básicos de estudio, ya que los docentes no emplean los métodos adecuados para la enseñanza de los alumnos.

Estos resultados también arrojan información sobre la importancia de la formación de maestros y sobre cómo se abordan estos aprendizajes en los niveles de primaria; si bien estos resultados no se le puede echar la culpa a los maestros, porque hay muchos factores, el docente si tiene un rol fundamental.

Explicó que desde la primaria los docentes no desarrollan las facultades de los alumnos; mientras los alumnos, prefieren memorizar que razonar.

“La matemática es conectada tienen conceptos fundamentales y se embonan”, explicó la experta en la materia.

Plantel y modalidad, también influyen

Los resultados revelaron que la modalidad y plantel también son factores a considerar en los porcentajes obtenidos por los alumnos.

Estimación cuyo coeficiente de variación es superior a 20% pero inferior o igual a 33.3%, por lo que puede estar sesgada.

Mónica Monroy Kuhn explicó que las escuelas autónomas alcanzaron la mejor puntuación, seguidas de las privadas, federales y por último las estatales; mientras que los más bajos son los más alejados.

Bachillerato comunitario son los de menor promedio, son los que están en zonas rurales, esto denota otro resultado que el nivel socioeconómico de los estudiantes también influye en el promedio obtenido.

Analizó que el nivel económico de los estudiantes influye en la prueba aplicada, pues, a mayor capital económico, es directamente proporcional al puntaje obtenido.

Es claro en una gráfica que disgregan por tipo de plantel y ven el capital económico, donde aumenta el porcentaje, es decir chicos más favorecidos tienen mejor puntajes.

Propuestas

Aunque Puebla tiene uno de los mayores porcentajes de profesores que cursaron maestría, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) de 19.4%, los resultados no son suficientes.

Refirió que en el ciclo escolar 2013-2014, el estado se posicionó por arriba de la media nacional con 7 puntos porcentuales, comparado con otras entidades del país.

La especialista en matemáticas indicó que es necesario aumentar el grado académico de los docentes, aplicar la reforma educativa y en especial que los profesores desarrollen el dominio matemático conceptual y no procedimental.

Entre mejor preparado esté el docente, mayor posibilidad de mejoría en los estudiantes.

Opinó que son alarmantes los resultados, pues más de la mitad se encuentran en el nivel más bajo, pero el punto radica en la formación académica de los maestros, para evitar los estudiantes presenten deficiencias que arrastran desde la primaria y evita que desarrollen habilidades y adquieran nuevos conocimientos en los niveles superiores que cursen.

 

 


POB/LFJ