La encuesta más reciente de Parametría, realizada en vivienda a finales de enero y principios de febrero de 2018, da cuenta de las preferencias electorales de los mexicanos. En esta se habla de las intenciones de voto por partidos políticos, escenarios con candidaturas independientes, preferencias por coaliciones y careos con posibles candidatos.

También consideran escenarios donde participan independientes y donde no, ya que todas estas variables están presentes en la elección presidencial de México de este 2018.

Existen diferentes formas de medir las preferencias electorales en una elección, se pueden reportar por candidaturas; partidos políticos; coaliciones; careos entre los candidatos, diferencia porcentual entre los lugares, preferencias efectivas –las cuales no contemplan las opciones de “ninguno”, “no sabe” y “no contesta”– o bien preferencias brutas.

Cada una de estas variables mide algo distinto y puede haber incluso diferencias entre ellas, por ejemplo, puede pasar que la preferencia por cierto partido sea significativamente menor o mayor que por el candidato o candidata que lo abandera.

Preferencias por partido político

Respecto de las preferencias electorales por cada partido político sin considerar la coalición en la que participan, se observa que Morena tiene el 34% de las intenciones de voto, le sigue el PAN con 23%, después el PRI con 21%.

En cuarta posición aparece Movimiento Ciudadano con 8% y en quinta el PRD con 6%.

El resto de los partidos políticos nacionales tiene menos de 4% de las preferencias del electorado, el PVEM cuenta con 2%, PT 3%, NA 1% y el PES 2%.

Si se analiza el histórico de preferencias electorales por partidos políticos, observamos cómo Morena se ha mantenido como puntero de enero de 2017 a enero de 2018.

En el mismo lapso de tiempo, el PAN ha estado en segundo lugar en la mayor parte de las mediciones, mientras que el PRI ha ocupado la tercera posición.

Entre septiembre y octubre de 2017, el PRI tuvo un repunte en las intenciones de voto, sin embargo estas volvieron a descender en enero de 2018.

Respecto al PAN, se observa cómo sus preferencias empezaron a descender en octubre del 2017, mes en el que se anunció la renuncia de Margarita Zavala como militante del mismo.

Preferencias por partido político considerando independientes

Si se miden las preferencias electorales por los partidos políticos, considerando candidaturas independientes, se notan cambios que aunque no son significativos es importante considerar.

Con independientes, Morena permanece en el primer lugar de la contienda y sus preferencias solo disminuyen un punto de 34% a 33%, el PAN se queda en 23%, el PRI disminuye de 21% a 18%, en tanto, Movimiento Ciudadano le resta un punto y llega a 7%, el PRD se mantiene con 6%.

El resto de los partidos políticos nacionales tiene menos de 4% de las preferencias del electorado, el PVEM cuenta con 3%, PT 2%, NA 1%, el PES 1% y los independientes suman 6% de las preferencias electorales.

Preferencias por coaliciones

Al preguntar sobre las preferencias electorales por alianzas y sin candidatos el resultado es que la conformada por Morena, PT y Encuentro Social se mantiene a la cabeza con el 39% de las preferencias efectivas.

La alianza PAN, PRD y MC llega a 31%, y la alianza PRI, PVEM y NA llegan a 24%.

Un 6% de la población dijo que si hoy fueran las elecciones presidenciales en México votarían por un candidato independiente.

Los datos históricos de las preferencias por coaliciones indican que, de diciembre de 2017 a enero de 2018, la coalición conformada por Morena, PT y PES disminuyó 3% su intención de voto al pasar de 42% a 39%, en el mismo periodo de tiempo la alianza de PAN, PRD y MC pasó de 32% a 31% y el PRI con PVEM y NA disminuyó de 26% a 24%.

La gráfica también muestra el crecimiento de la alianza encabezada por Morena a partir de octubre de 2017 y la caída del Frente en la misma fecha.

La alianza conformada por el PRI, PVEM y NA siempre ha estado en el tercer lugar de las preferencias.

Si bien algunos medios de comunicación reportan las preferencias por coaliciones o por partidos en la elección presidencial que se realiza este año, lo cierto es que los careos que combinan tanto partidos como candidaturas, son la mejor forma de medir las preferencias electorales.

Por su puesto que es relevante saber cuánto aporta cada uno de los partidos a la coalición en la que participa, pero ello no representa más que un ejercicio analítico y no las preferencias de los votantes en sí.

Careos

Los ejercicios de careo realizados por Parametría indican que Andrés Manuel López Obrador con la coalición Morena, PT y PES se encuentra al frente de la contienda con 36% de las preferencias electorales.

En segundo lugar está Ricardo Anaya abanderado de la coalición PAN, PRD y MC con el 27% de las menciones.

El tercer puesto es ocupado por José Antonio Meade con la alianza PRI-PVEM y NA quien cuenta con el 20% de las preferencias.

La diferencia entre el primer lugar y el segundo es de 9 puntos porcentuales, mientras que entre el segundo y el tercero es de 7 puntos. La diferencia entre López Obrador y Meade es de 16%.

El 8% de entrevistados dijo que no votaría por ninguno de los candidatos y 7% está indeciso sobre por quién votar en la elección para elegir Presidente.

Los independientes importan

En esta elección, las candidaturas independientes jugarán un papel importante, pues la diferencia entre el primer, segundo y tercer lugar depende en buena medida de cuántos aspirantes consigan las firmas para aparecer en la boleta.

Si es un independiente quien logre estar, dos o tres, eso cambia sustancialmente el escenario. Además de ello, los independientes son la variable menos predecible de la contienda.

En un escenario donde “El Bronco” consigue estar en la boleta, las preferencias electorales serían las siguientes: AMLO con Morena, PT y PES tendrían el 34% de las preferencias, Ricardo Anaya con el PAN, PRD y MC el 25%, José Antonio Meade con PRI, PVEM y NA tendría el 19% y “El Bronco” contaría con 6% de las intenciones de voto.

Ahora bien, si es Margarita Zavala la que logra obtener la postulación como candidata independiente, este escenario resta más votos a Ricardo Anaya y la alianza que representa, pues tendría el 23% de las preferencias, mientras que Meade conseguiría el 17% y Morena sigue a la cabeza con 36%.

Margarita Zavala cuenta con el 10% de las preferencias.

Es «menos costoso» para Anaya y para Obrador que solo Ríos Piter aparezca en la boleta como independiente, pues en este escario Morena, PT y PES contarían con el 35% de las preferencias y PAN, PRD y MC con el 28%.

Dadas las diferentes combinaciones poder ver cómo la incursión de uno, dos o tres independientes puede ser un elemento central de la contienda en 2018 por el número de votos que pueden atraer y restar a cualquiera de las coaliciones.

Los independientes en un escenario de reñida competencia política pueden funcionar como bisagras pues a pesar de tener pocas posibilidades de ganar son relevantes para definir un ganador.

Al preguntar a los mexicanos su preferencia electoral contemplando en el careo tanto a Margarita Zavala, “El Bronco” y Armando Ríos Piter como independientes, observamos que el porcentaje de preferencia por las tres grandes coaliciones y sus abanderados disminuye. Ricardo Anaya pasa de 27% a 23%, Meade de 20% a 18% y Obrador de 36% a 34%. De los independientes, Zavala es quien cuenta con mayor porcentaje de preferencias 7%, “El Bronco” y Ríos Piter están empatados con 2%.

En este supuesto, la diferencia entre el primer y el segundo lugar, es decir, entre Anaya y Obrador se amplía a 11 puntos, mientras que la del segundo y el tercero disminuye a 5 puntos.

 

 

 

 


POB/LFJ