OPINIÓN: El SNTE de Elba Esther, a los pies de Morena

No debe sorprender la inminente llegada de Guillermo Aréchiga Santamaría –un incondicional de Elba Esther– a la boleta electoral por Morena en la búsqueda de la diputación federal por el distrito 09.

De Política y Cosas Peores

A escasos 33 días de que se ponga en marcha la campaña presidencial, en Puebla ya empieza a cundir el nerviosismo entre el grupo en el poder, ante la desbandada de maestros que se suman al proyecto de Andrés Manuel López Obrador y más aún, al de Luis Miguel Barbosa en la búsqueda de Casa Puebla.

Ello quizá no tendría mayor importancia y posiblemente no pasaría de ser un rumor o incluso solo una simple intención, de no ser que el encargado de tejer toda este red de alianzas en favor del tabasqueño, gira en torno a la labor de convencimiento que realiza entre el magisterio un personaje de nombre René Fujiwara Montelongo, sí, el nieto de la ex cacique del SNTE, Elba Esther Gordillo.

Recién desempacado de Chiapas, donde prácticamente culminó su trabajo, y en donde el triunfo de Andrés Manuel en ese estado será prácticamente contundente, según advierten todas las encuestas, Fujiwara ya está sumando cuadros magisteriales poblanos a las filas de Morena.

Por ello, no debe sorprender la inminente llegada de Guillermo Aréchiga Santamaría –un incondicional de Elba Esther– a la boleta electoral por Morena en la búsqueda de la diputación federal por el distrito 09. Su candidatura es inminente, así den gritos y sombrerazos los «maestros» que señalan al ex diputado de Nueva Alianza y que apoyó la Reforma Educativa.

Incluso, el Panal en Puebla y su virtual candidato a la gubernatura, el profesor Cirilo Salas, si bien tienen la plena confianza en que la ganadora a la gubernatura será finalmente Martha Erika Alonso, reconocen que a estas alturas será prácticamente imposible parar la marcha de López Obrador en su camino a Los Pinos.

Sin embargo, en Nueva Alianza también empiezan a sentirse inquietos, pues –reitero– que si bien tiene la plena confianza en que la esposa de Moreno Valle llegará a Casa Puebla, también ven como cuadros de maestros, muchos de ellos expertos en la movilización electoral y el cuidado de casillas, decantados por Fujiwara se suman al proyecto de Barbosa, ello, sin dejar de considerar el crecimiento paulatino que también tiene el priista Enrique Doger.

Así, Puebla se suma a Chiapas, Jalisco, Oaxaca y Michoacán, en el trabajo que emprende el nieto de Elba Esther.

Hoy día a Andrés Manuel se le acusa de corrupción, y de ser un falso «Mesías», pero lo que es real es el capital político que ha amasado por más de una década.

Es claro que Elba Esther Gordillo esta vez no apoyará a Rafael Moreno Valle. Su aliado en esta ocasión se llama Andrés Manuel López Obrador y su candidato a Casa Puebla, Luis Miguel Barbosa.

Qué vueltas da la vida.

 

 


POB/JCSD/LFJ