Imagen: Transparency International

En el estudio llamado “Índice Global de Corrupción 2017”, publicado por la organización Transparencia Internacional, realiza un balance de la percepción de expertos y gente de negocios acerca de su percepción de los niveles de corrupción en el servicio público.

Se utiliza una escala  que va del cero al 100, donde cero corresponde a una evaluación donde el país resulta altamente corrupto y la calificación 100 quiere decir que el país es muy limpio.

Del total de los 180 países evaluados, Nueva Zelanda y Dinamarca son los dos países que se encuentran mejor evaluados, con una calificación de 89 y 88 respectivamente y los peor evaluados son Sudán del Sur y Somalia que obtuvieron 12 y 9 puntos.

México se ubicó 42 lugares por encima del país peor evaluado, con 29 puntos.

Desde el estudio del 2015 a la fecha, México ha descendido constantemente en su calificación, en dicho año se ubicó en el lugar 95 del total de 180 países con 35 puntos, para el 2016, México se encontró en el lugar 123 con 30 puntos y para este 2017 su lugar fue el 135 con 29 puntos.

El país mejor evaluado de América fue Canadá con 82 puntos y de América Latina se encuentra Uruguay con 70 puntos y el peor evaluado es Venezuela con 18 puntos.

Esta información contrasta con el Índice de Transparencia Presupuestaria 2017 publicados por Open Budget Partnership, donde México ocupó el sexto lugar de 102 países.

La organización Transparencia Internacional argumenta que esto se demuestra que la transparencia por sí sola.

“No necesariamente lleva a una reducción de la corrupción, pues mientras México no lleve a cabo acciones para desmantelar las redes de corrupción será difícil que mejoren las evaluaciones internacionales sobre corrupción e impunidad”.

 

POB/PSC