Foto: Profepa

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) en Puebla decomisó, de manera precautoria, 44 búfalos de agua en el municipio de San Gregorio Atzompa.

En un comunicado, informó que los ejemplares presentan signos de desnutrición avanzada y maltrato, además que el dueño no acreditó la legal procedencia de los mismos.

Tras una denuncia, personal de la dependencia realizó la visita de inspección a un predio de Chipilo donde estaban los animales; en el lugar, encontraron a los búfalos en malas condiciones y presentaban desnutrición, deshidratación, laceraciones en la piel y estrés.

Profepa indicó que poseer ejemplares exóticos (aquellos que se encuentran fuera de su ámbito de distribución natural), requieren documentación que acredite su legal procedencia.

 

 


POB/LFJ