Cada año, el cáncer infantil es diagnosticado en 6 mil niños mexicanos; esto, es un 5% del total de casos en la población con este padecimiento, de acuerdo con datos de la Secretaría de Salud.

De acuerdo con el Centro de Apoyo a Niños con Cáncer, a nivel nacional, cada cuatro horas ocurre un deceso en niños de 5 a 14 años de edad, por esta causa.

Poblanerías en línea platicó con César Zoé, un sobreviviente de cáncer infantil. El niño fue diagnosticado con leucemia cuando tenía 6 años de edad (actualmente tiene 11 años) y fue sometido a tratamiento.

“Al principio sentía dolor en el pecho, era tan fuerte que no podría dormir, pero en el hospital y con medicamentos me curaron y se me quito el dolor”.

Dos años después de tratamiento y, aunque en un inicio respondió de forma positiva al tratamiento, el panorama cambió radicalmente.

Su cuerpo comenzó a rechazar el tratamiento y los médicos determinaron que deberían someterlo a cirugía.

Aunque era un procedimiento riesgoso, César Zoé tuvo un trasplante de médula ósea.

En entrevista con Poblanerías, la doctora Uendy Pérez Lozano, responsable de Trasplante Hematopoyético, explicó que necesitaron un donante compatible y la única persona que coincidió con la información genética fue la hermana del pequeño, que en ese entonces tenía 6 años.

Hicimos un procedimiento en el que extrajimos de la médula ósea las células madre para procesarlas y colocarlas en César; su hermanita fue muy valiente porque a su corta edad (6 años) salvó la vida de César, explicó.

Segunda causa de muerte

El cáncer infantil es catalogado como la segunda causa de muerte en los menores de edad; sin embargo, una detección temprana aumenta a 75% la probabilidad de erradicarlo.

Francisco Álvarez, presidente de la Fundación «Una Nueva Esperanza», estimó una tasa de sobrevivencia de 50% de pequeños con cáncer.

En entrevista con Poblanerías en línea, informó que en la Fundación que preside, ha atendido a 1,150 menores en 18 años y actualmente, 200 están bajo tratamiento.

El problema de nuestra niñez es entre los 4 y 14 años; este es el momento más crítico para ellos y la leucemia es el cáncer más recurrente, se estima que anda en un 70%.

El Centro de Apoyo a Niños con Cáncer informó que existen tres tipos de cáncer más frecuentes:

1. Leucemia. Ocurre en 31 de cada 100 casos de niños y su tasa de sobrevivencia es de 8 de cada 10.

 

2. Tumores cerebrales. Representa el 16% del total de cuadros con cáncer, alcanza 67% de probabilidad de sobrevivencia.

 

3. Linfomas. Se presenta en 15% de los casos de cáncer infantil. Los hay de tipo Hodgkin y no Hodgkin; en el primer tipo 91% tiene posibilidad de superarlo y 72% en el segundo.

El linfoma de Hodgkin es cáncer del tejido linfático. Este se encuentra en los ganglios linfáticos, el bazo, las amígdalas, el hígado, la médula ósea y otros órganos del sistema inmunitario.

El linfoma no Hodgkin puede crecer en los ganglios linfáticos debajo de la piel (a los lados del cuello, en las áreas de las axilas, encima de la clavícula, o en el área de la ingle).

Avances científicos

Gracias al desarrollo de investigaciones, se han detectado algunos factores que provocan el desarrollo de estos padecimientos.

María del Rocío Baños Lara directora del Centro de Investigación Oncológica, “Una Nueva Esperanza” dijo, en entrevista con Poblanerías, que desarrollan estudios para detectar en etapas tempranas el cáncer.

Uno de los proyectos que estamos desarrollando a nivel de ciencia básica es la búsqueda de secuencias no codificantes de RNA Y como están estás involucradas en el desarrollo del cáncer, explicó.

Tipos de cáncer más agresivos

En los últimos años, en regiones como en Tehuacán, Tlaxcala y Oaxaca se han documentado casos más agresivos de cáncer.

De acuerdo con Uendy Pérez Lozano, responsable de Trasplantes infantiles en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) mencionó que la mayoría están asociados al contacto con bencenos.

Las sustancias químicas que tienen un anillo bencénico se llaman aromáticos, son contaminantes; entonces, todos los derivados del petróleo, sin duda, causan cáncer, lo que hace combustión y general lo que huele, no puedo decirle de donde salen los contaminantes, pero es un hecho que salen.

Señaló que a pesar de los tratamientos a los que son sometidos, los pacientes no logran sobrevivir, ya que las células cancerígenas lograron mutar e incluso ser inmunes a nuevos tratamientos.

Ese cáncer vence incluso a la nueva inmunidad.

Consideró que –en la mayoría– los casos están asociados con la pobreza y la mala alimentación de los niños.

Los casos con leucemias de pronostico, son más agresivas en México que las de primer mundo. Los niños ya, de entrada, tienen alteraciones genéticas derivadas de la contaminación ambiental; entonces, hay zonas de donde estamos recibiendo pacientes de muy mal pronóstico.

Desde hace 17 años, la Organización Internacional del Cáncer Infantil declaró el 15 de febrero como el Día Internacional del Cáncer Infantil, con el fin de concientizar y sensibilizar a la sociedad sobre el padecimiento a fin de disminuir la incidencia y evitar que la niñez padezca esta dura enfermedad.

 

 


POB/LFJ