Foto: Agencia Enfoque

Luego de permanecer por más de 20 años en el mercado, el fabricante automotriz Volkswagen reveló que no fabricará una nueva versión de su modelo icónico Beetle, según lo confirmo Frank Welsch, director de Investigación y Desarrollo de Volkswagen, a principios de marzo, durante el Salón Internacional del Automóvil de Ginebra, Suiza.

La razón es que el futuro de esta planta está en la plataforma MQB, como lo confirmó Herbert Diess, presidente ejecutivo de Volkswagen AG, en conferencia con periodistas la semana pasada: “Hemos invertido mucho en la planta de Puebla para producir esta nueva plataforma allí, así es que pensamos aprovechar estas inversiones”.

De la plataforma MQB ya se fabrican en Puebla unos 20 vehículos de las marcas Volkswagen, Audi, Seat y Skoda. Tanto la nueva Tiguan alargada como la séptima generación del Jetta y la séptima generación del Golf.

En cambio, el Beetle se hace sobre la anterior plataforma PQ35, que compartía con las generaciones previas de Golf, Jetta y Tiguan.

Por ello, el escarabajo parece ya cabe en el objetivo que la marca automotriz se planteó para 2020: obtener el 80% de sus ventas de modelos derivados de la plataforma MQB. Otro tanto vendrá de la nueva arquitectura eléctrica MEB, de la cual saldrán los modelos I.D. (Crozz, Vizzion y Buzz).

El Beetle se fabrica en la planta de Puebla desde 1998, y aún no hay una fecha oficial para el término de la producción, ocurrirá antes de 2020, cuando la planta de Puebla arranque la producción de una nueva SUV compacta diseñada sobre la plataforma MQB.

Volkswagen analizará revivir al icónico escarabajo más adelante, pero sobre una plataforma eléctrica.

 

POB/WPR