Foto: Agencia Enfoque

Víctor Sánchez Espinosa, arzobispo de Puebla, pidió a la delincuencia organizada "dejar hacer el mal" y que cese la violencia en el estado.

Durante su mensaje en la llamada “Misa Crismal”, Víctor Sánchez llamó a los poblanos a sembrar valores y guiar como buenos pastores a los fieles católicos y "no huir del lobo" sino enfrentar a través de la palabra de Cristo, el clima de violencia que lamentablemente la sociedad padece todos los días.

"El Papa Francisco nos dice no 'nos acostumbremos a la globalización de la indiferencia', tanta violencia que causa víctimas numerosas por el crimen organizado como refieren las estadísticas, olvidando que se trata de personas las cuales aún después de muertas tienen una dignidad y tienen que ser respetadas".

El Arzobispo señaló que los delincuentes "se olvidan" de que tienen una familia.

 

 

--
POB/LFJ