Foto: Agencia Enfoque

El domingo 11 de marzo entró en vigor el horario de verano para la región fronteriza del país: Baja California, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, con excepción de Sonora.

El cambio de horario en el norte del país, se adelanta tres semanas al resto de los estados, es decir, inicia el segundo domingo de marzo y concluye el primer domingo de noviembre.

El ajuste consiste en adelantar una hora el reloj para facilitar la vida cotidiana de los residentes que cruzan la frontera por motivos laborales o escolares, al homologar el horario con la zona fronteriza estadunidense.

Son 33 municipios de la franja fronteriza que vieron modificado su horario y tendrán horas diferentes entre la frontera y sus capitales estatales:

  • Baja California: Tijuana, Mexicali, Ensenada, Playa Rosarito y Tecate.
  • Chihuahua: Juárez, Ojinaga, Ascensión, Coyame del Sotol, Guadalupe, Janos, Manuel Benavides y Praxedis G. Guerrero.
  • Coahuila: Acuña, Piedras Negras, Guerrero, Hidalgo, Jiménez, Zaragoza, Nava y Ocampo.
  • Nuevo León: Anáhuac y Los Aldama.
  • Tamaulipas: Nuevo Laredo, Reynosa, Matamoros, Camargo, Guerrero, Gustavo Díaz Ordaz, Mier, Miguel Alemán, Río Bravo y Valle Hermoso.

La Secretaría de Energía explica los beneficios del horario de verano, a través de un comunicado:

Es una medida que consiste en adelantar una hora el reloj durante la parte del año en que se registra mayor insolación, con el objetivo de reducir el consumo de energía eléctrica, utilizado principalmente en iluminación, equivalente a una hora de luz artificial por las noches, teniendo su mayor impacto en el sector doméstico.

En el resto de los estados del país, el horario de verano iniciará el 1 de abril; con excepción de Sonora y Quintana Roo, que no contemplan la aplicación del horario de verano, es decir, mantienen el mismo horario todo el año.

 

POB/WPR