En realidad, un orgasmo vaginal es un orgasmo cervical. Es probable que algunas mujeres necesiten estimulación del clítoris, otras no. Hay algunas personas que no les gusta la estimulación de penetración profunda y eso está bien, por eso la anatomía femenina permite tener orgasmos de muchas maneras.

El cervix está dentro de la vagina, en la parte más profunda. Es un pedacito esponjoso que separa el canal vaginal del útero. Está localizado de tres a seis pulgadas dentro de la vagina y varía de mujer a mujer.

Cómo se siente

El cérvix segrega lubricante durante las relaciones sexuales y, se contare durante el orgasmo.

La ginecóloga Sherry Ross, explica que el cérvix no tiene terminaciones nerviosas; lo que se siente como estimulación cervical es una sensación de “llenado” y a veces un poco de “acalambrado”.

La sensación se crea cuando el canal vaginal es penetrado en totalidad, y el pene/dildo choca con el cérvix, porque eso es lo más profundo que puede llegar.

Foto: Pixabay

Sugerencias para lograrlo

  • Intentarlo unos días antes del período de la mujer, justo cuando su cuello uterino o cérvix está en una posición baja y fácil de alcanzar.
  • Comenzar con la posición del misionero, para estimular el flujo sanguíneo a la región pélvica.
  • Después cambiar a una posición más profunda, como el misionerocon las piernas levantadas a 90 grados, cuando sientan que van llegar al clímax, para acceder
  • a tu cérvix.
  • Que el hombre se mueva lento y en movimientos circulares para masajear con la punta del pene “el punto”.
  • Aplicar lubricante y girar a la posición de “perrito”, una de las posiciones más profundas de todas.

 

POB/WPR