Foto: Agencia Enfoque

Después de 10 años de litigio, el juzgado 55 en Materia Penal de la Ciudad de México, dictó una sentencia de 63 años de cárcel en contra de Carlos López Valdés, por el delito de violación equiparada y agravada.

La Jueza Nayeli López consideró que Carlos López, se valió de su posición de ministro de culto para abusar de un menor, el caso data de 1994 cuando López era sacerdote y el menor de 12 años de edad era monaguillo, sucedió en la parroquia de San Agustín de las Cuevas.

“Esta es la primera sentencia condenatoria contra un cura católico pederasta en la Ciudad de México, no hay antecedente alguno y por ello representa un parteaguas en la procuración e impartición de justicia en nuestra ciudad”

Informó mediante un comunicado David Peña, integrante del Grupo de Acción por los Derechos Humanos y la Justicia Social, quienes realizaron la defensa del menor agraviado.

Al ser 40 años de prisión la pena máxima permitida en la CDMX, el sacerdote no podrá cumplir la sentencia de los 63 años, pero Carlos López cuenta ya con 72 años de edad, por lo que pasará el resto de su vida en prisión.

POB/PSC