Foto: Pixabay

Un mensaje encontrado en una botella, resultó ser, hasta ahora, el más antiguo del mundo. Escrito en alemán, fue encontrado semienterrado en una playa en el oeste de Australia, 132 años después de haber sido lanzado al agua en el océano Índico, informó una portavoz del Museo de Australia Occidental. Anteriormente, se halló en territorio alemán una nota que data de hace 108 años, de entre 1904 y 1906, según informa El País.

El descubrimiento histórico fue hecho por una mujer, Tonya Illman, el 21 de enero de 2018, cuando paseaba por las dunas de Wedge Island, 180 kilómetros al norte de Perth, la capital estatal de Australia Occidental, según la portavoz del museo.

Se veía como una bonita botella antigua, así que la levanté pensando en que se vería bien en mi estantería. La novia de mi hijo descubrió la nota cuando se puso a limpiarla de arena. Estaba mojada, bien enrollada y atada con una cuerda. La llevamos a casa y la secamos. Cuando la abrimos vimos que estaba impresa y en alemán, con una parte a mano que casi no se veía.

La fecha del mensaje es del 12 de junio de 1886. En la parte de atrás se pedía a quien lo encontrara que escribiera dónde y cuándo lo había hecho, y lo devolviera al Observatorio Naval de Alemania en Hamburgo o al consulado alemán más cercano.

La botella fue lanzada al mar desde el barco alemán «Paula» como parte de un experimento del Observatorio Naval de Alemania —que se realizó durante 69 años— para entender mejor las corrientes oceánicas y encontrar rutas marítimas más rápidas y eficientes, según explica la agencia Deutsche Welle, emisora internacional de Alemania.

 

Una publicación compartida de Kym Illman (@kymillman) el