El día de ayer (miércoles 28 de febrero) se iniciaron las operaciones de la ruta 7 del sistema de transporte colectivo llamado Metrobús en la Ciudad de México.

Esta ruta tiene un recorrido que va del oriente de la ciudad (Campo Marte) al norte (Indios Verdes), cuenta con 29 estaciones y dos terminales a lo largo de 15 kilómetros, cuenta con 90 autobuses que darán servicio a 130 mil personas diario.

 

Imágen: Metrobús CDMX

 

Los autobuses que se ocupan para esta cubrir esta nueva ruta, tienen una capacidad de 130 personas cada uno, son vehículos de dos pisos y están equipados con espacios para personas discapacitadas, para maletas y bultos voluminosos, aire acondicionado y sitio para perros guías.

Como parte del inicio de las actividades se realizaron pruebas en la avenida Paseo de la Reforma, en el tramo que va de la glorieta de Cuitláhuac a la glorieta de La Diana Cazadora y el servicio se otorgó de manera gratuita.

El gobierno de la Ciudad de México ha mostrado estos vehículos como la mejor opción para resolver el problema de movilidad de Santa Fe al norte de la ciudad, y promovió la vista panorámica de estos autobuses como un beneficio a los usuarios, también informó que la tala de árboles necesaria para la construcción de la ruta se redujo de 360 que estaban contemplados a 120 solamente.

 

Foto: Metrobús CDMX

Distintas organizaciones se manifestaron en contra de la implementación de esta nueva ruta, la Asociación Latinoamericana de Micros, Pequeños y Medianos Empresarios protestó por la reducción de ventas durante las obras en Paseo de la Reforma.

La organización Control Ciudadano protestó por la decisión del gobierno de comprar vehículos que utilizan diesel y no considerar la adquisición de automotores que funcionen con energía eléctrica.

También fue cuestionada la falta de transparencia en cuanto al proyecto ejecutivo y se cuestionó la verdadera aportación en cuanto a la solución de la movilidad urbana.

 

POB/PSC