Obra lenta en Margaritas afecta ventas de comercios

Poblanerías realizó un recorrido donde se obtuvieron testimonios de vecinos y comerciantes de la zona quienes, molestos, piden acelerar los trabajos.

Los trabajos para colocar una nueva carpeta asfáltica en Avenida Margaritas se ha convertido en un calvario para los vecinos y comerciantes.

Las obras comenzaron a finales de enero, cuando maquinaria removió el pavimento para comenzar a preparar el terreno. Los encargados de la obra decidieron abrir en una acción el tramo que va de la 16 de Septiembre a la 11 Sur (1.6 kilómetros).

El polvo y el cierre de la vialidad han afectado a los negocios, principalmente de comida, que hay en la zona.

Los comerciantes, desesperados por ver caer sus ventas, piden a las autoridades dar mayor rapidez a la obra.


“No nos oponemos al cambio, a las obras; pero lo que sí pedimos es que les den prioridad porque es perjudicial para los negocios que tenemos”, es uno de los testimonios de los vecinos de la Avenida Margaritas.

Poblanerías realizó un recorrido donde se obtuvieron testimonios de vecinos y comerciantes de la zona quienes, molestos, piden acelerar los trabajos.

Desde el 24 de enero, comenzaron los trabajos de modernización en la Avenida Margaritas, con el levantamiento del pavimento. Sin embargo, 40 días después, se dió el banderazo “oficial” a las obras.

José Antonio Gali Fayad, gobernador de Puebla, junto a Luis Banck, presidente municipal de Puebla y Xabier Albizuri, secretario de Infraestructura, Movilidad y Transportes, acudieron para poner en marcha la rehabilitación que también incluye la Avenida 16 de Septiembre.

La Avenida Margaritas comprende desde el bulevar Valsequillo hasta la 11 Sur; pero la obra comienza a partir de la 16 de Septiembre hacia la 11 Sur.

Por esta calle transitan autos, motocicletas, de vez en cuando bicicletas y, desde el 24 de enero, también maquinaria pesada de construcción.

De acuerdo con información del gobierno estatal, la obra contempla el levantamiento del material actual para colocar una nueva carpeta asfáltica de 8 centímetros de espesor, lo que “alargará la vida útil de las vialidades”.

Sin embargo, el tiempo de obra y el avance mantiene a los vecinos y comerciantes de la zona intranquilos.

La Avenida Margaritas se ha vuelto un centro de comercio, en el cual conviven residentes y diversos negocios como taquerías, restaurantes, vulcanizadoras, farmacias y “tienditas de la esquina”.

Todos llegan a las mismas conclusiones con respecto a la obra: falta de organización y de rapidez en los trabajos.

En un sondeo realizado por Poblanerías, vecinos comentaron que la vialidad tuvo dos aberturas; la primera para quitar el asfalto que tenía y comenzar a ser pavimentada. Sin embargo, no fueron colocadas las tuberías de drenaje, por lo que volvieron a romper.

Los entrevistados aseguran que los encargados de obra no se han acercado a ellos para platicarles a fondo el proyecto, solo les han mencionado sobre algunos retrasos, prometiendo nuevas fechas de entrega.

Ante este hecho, varios de los comerciantes y vecinos se han reunido para solicitar a las autoridades les expliquen y les den una fecha de terminación de la obra.

Las personas que dieron su testimonio indican que los trabajos han causado que varios negocios (sobre todo de comida) cierren por ventas bajas, pues el polvo y el ruido se han vuelto un obstáculo.

El grupo de vecinos y comerciantes que se ha formado para entablar un diálogo con las autoridades, piden:

  • Se les entregue el programa de obra y el contrato de la misma (con fecha de inicio y fin).
  • Se integre un tercer turno de trabajos a las obras.
  • Se pide la presencia de algún representante del ayuntamiento para que atienda dudas e inquietudes de los residentes y dueños de negocios.

Los vecinos añadieron que, a pesar de que la obra de un sentido no está totalmente terminada, los obreros estaban por comenzar a abrir el otro sentido, por lo que decidieron cerrar la vialidad en oposición a esta acción exigiendo que primero se terminara la primera obra.

 

Colaboradores:
Wendy Pardo | Video
Juan Manuel Vargas | Texto
Lizeth Flores Jácome | Fotografías
Juan Carlos Sánchez | Producción

 

 


POB/LFJ