Foto: Agencia Enfoque

Pensionissste, el fondo de pensiones de los trabajadores del Estado mexicano, inyectó más de 20 millones de dólares (casi 400 millones de pesos) en la constructora ICA, cuando la empresa se dirigía a la insolvencia.

Una investigación de Reuters indica que Pensionissste maneja unos 195 mil millones de pesos de jubilaciones de trabajadores. Con la inversión, adquirió el 10% de ICA; sin embargo, los detalles de la transacción no son públicos.

Reuters señala que a mediados de 2015, las acciones de ICA habían caído en más de 50% respecto a 2014. Pese a eso, Pensionissste compró acciones de ICA y gastó 400 millones de pesos a un precio de 7 dólares por acción (130 pesos, aproximadamente).

El desplome del peso elevó la deuda de ICA, que estaba denominada en dólares, lo que llevó a la empresa a una falta de efectivo.

En 2016, la constructora recibió un crédito de 215 millones de dólares (4 mil millones de pesos, aproximadamente) de la empresa Fintech y según el plan de reestructuración será el mayor accionista de la compañía resultante del proceso de bancarrota.

Pensionissste y otros accionistas de ICA verán diluidas sus participaciones al 0.01%, de acuerdo con documentos de la constructora.

En agosto de 2017, ICA presentó una solicitud de concurso mercantil con un plan de reestructura, lo que llevó a la suspensión de la cotización de sus acciones con un precio de 1.48 pesos.

A diferencia de Pensionissste, los inversionistas que optaron por la deuda sobre el capital se beneficiarán del plan de reestructuración de ICA.

 

 

 

 

 


POB/LFJ