Tailandia declaró oficialmente, en 1998, el 13 de marzo como el Día Nacional del Elefante para rendirle homenaje y realizar actividades para reflexionar sobre el cuidado y protección de estos animales, así como proteger su hábitat.

Este día los elefantes son bañados, masajeados y agasajados con un buffet que incluye frutas y verduras para que coman lo que quieran.

El elefante es el animal nacional por excelencia y siempre desempeñó un papel importante en la sociedad tailandesa, donde es visto como un símbolo de realeza.

El animal ha ayudado tanto en la guerra, en cultivos agrícolas y transporte.

En el budismo, la religión preponderante de Tailandia, el elefante representa fuerza mental y aparece frecuentemente en alegorías y manifestaciones artísticas.

Incluso hay una orquesta elefantina tailandesa, entrenada para tocar instrumentos de percusión.

El número de elefantes asiáticos cayó drásticamente, siendo hoy un animal amenazado, con una población de menos de 50 mil en todo el mundo.

Embed from Getty Images

 

 

POB/WPR