Se resuelve el misterio del "extraterrestre" en Chile

La investigación confirma que se trata del cuerpo de una niña recién nacida con múltiples mutaciones en sus genes.

Un estudio publicado este jueves en la revista "Genoma Research" revela el misterio que se esconde detrás de un esqueleto momificado hallado en Atacama, Chile.

La investigación confirma que se trata del cuerpo de una niña recién nacida con múltiples mutaciones en sus genes.

Aunque mide 13 centímetros, el tamaño de un feto, los primeros análisis habían sugerido que correspondía al cuerpo de una niña entre los seis y los ocho años. Estas características inusuales dieron lugar a diversas especulaciones sobre su origen.

Además de su pequeño tamaño, el esqueleto tiene varias características físicas inusuales, como menos costillas y una cabeza coniforme.

Ata, como le llaman a la momia, fue hallada hace más de 10 años en una mina en el pueblo de La Noria, en el desierto de Atacama en Chile.

Su apariencia dio pie a muchas conjeturas. Incluso hubo un documental que sugería que Ata podría ser evidencia de una visita extraterrestre.

Una nueva investigación reveló que el genoma de Ata contiene información única de cada ser humano, una bebé con mutaciones relacionadas con el enanismo, la escoliosis y anomalías en los músculos y el esqueleto.

Científicos aseguran que Ata estaba tan mal formada que le hubiera sido imposible alimentarse, ya que en su condición, habría terminado en la unidad de cuidados intensivos.

El esqueleto, que se mantiene intacto, sugiere que Ata nació hace unos 40 años.

 

--
POB/EDRP