Foto: Agencia Enfoque

Durante la Semana Mayor, en Puebla se llevan a cabo festividades tradicionales que motivan un gran turismo religioso.

Además de los poblanos, habitantes de la Ciudad de México, Guerrero, Oaxaca y Tabasco, acuden a la Catedral de Puebla, el templo del Señor de las Maravillas y la Capilla del Rosario, convirtiéndose en los inmuebles más visitados.

Por eso, aquí te dejamos algunas de las actividades que puedes realizar durante la Semana Santa en Puebla:

Procesión de Viernes Santo

Este año, la ciudad de Puebla la XXVIII Procesión de Viernes Santo, que parte del atrio de la Catedral de Puebla, se llevará a cabo el viernes 19 de abril.

La procesión se realizaba los Viernes Santos desde tiempos coloniales, pero se suspendió a causa de las Leyes de Reforma. Es considerada uno de los actos más significativos de la “Semana Mayor” y a ella asisten más de 150 mil feligreses.

La organización principal se concentra en 40 personas que trabajan desde enero; pero participan tres mil fieles, ya incluidos los integrantes de la Cofradía de los Nazarenos.

Las imágenes elegidas para la procesión son representativas para los poblanos y se les tiene mucha devoción.

En 1995, se pidió a las mojas de Santa Mónica incluir al Señor de las Maravillas, en lugar de la escultura del Cristo de la Expiación, que se encuentra en la Iglesia del Carmen.

Las demás imágenes participantes son:

  • Nuestra Señora de Dolores, de la Iglesia del Carmen.
  • Nuestra Señora de la Soledad, de la parroquia dedicada a esta advocación.
  • El Jesús Nazareno, de la parroquia de San José.
  • Jesús Nazareno de las tres caídas, de la iglesia del barrio de Analco.

La Procesión de Viernes Santo iniciará a las 11:30 horas; el recorrido irá hasta el Paseo Bravo y de regreso a la Catedral, donde se da la bendición y concesión de indulgencia plenaria.

Este año, por primera vez, también participará la imagen del Santo Niño Doctor, del Santuario de Tepeaca.

Engrillados de Atlixco

Cada Viernes Santo en Atlixco, docenas de hombres participan en la procesión de Los Engrillados, una tradición con más de 100 años.

Ya sea por manda o penitencia, los hombres encapuchados caminan cerca de tres kilómetros, partiendo de la Iglesia de San Francisco, con espinas incrustadas al cuerpo y cargando cadenas de más de 50 kilogramos.

La gente del lugar adorna las calles con alfombras de aserrín y los fieles hacen la procesión con las imágenes de diferentes parroquias. Algunos de los participantes en esta procesión, llevan más de 50 años caminando cada Viernes Santo.

La creencia es que al caminar bajo estas condiciones, sus pecados serán perdonados, o bien, recibirán un milagro. También es una manera de agradecer a Jesucristo por los favores recibidos.

Vía crucis en Pueblo Nuevo

Desde hace décadas, en Pueblo Nuevo, en la junta auxiliar de Ignacio Romero Vargas, ubicada en el municipio de Puebla, se representa la Pasión de Cristo, una de las más concurridas de la capital poblana.

Se trata de la obra “El Eterno Redentor” que reúne a más de 500 actores quienes en un escenario montado en el campo La Cohetería, escenifican la procesión y muerte de Jesucristo.

El Vía crucis de Pueblo Nuevo, inicia la noche del Jueves Santo, con la representación de la última cena. El evento es visto por más de 15 mil personas vecinos de Cuautlancingo, Sanctorum, Cholula y Huejotzingo.

El Calvario

Cada Viernes Santo, cientos de poblanos acuden a El Calvario, un conjunto de capillas que integran el antiguo Vía crucis de Puebla.

En la Semana Mayor, las capillas se abren en su totalidad, por tradición, a partir del Miércoles Santo y hasta el Domingo de Resurrección.

Pero es el Viernes Santo cuando se celebra la Pasión de Jesús y su muerte victoriosa, destacando como símbolo de salvación la Cruz del Señor. Los fieles acuden a La Expiración, la capilla más grande e importante del conjunto ya que es el momento culmen de la pasión de Cristo.

A lo largo del Paseo de San Francisco, 10 norte y calles aledañas como la 20, 22 y 24 oriente, se instalan decenas de puestos de antojitos mexicanos, refrescos, nieves, cocos, pan, y juegos mecánicos.

 

 

--
POB/LFJ