En Puebla, 8 de cada 10 personas considera que vivir en la capital es inseguro, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Los resultados indican que 87.6% se siente intranquilo cuando utiliza un cajero automático; 87.1% se siente inseguro al usar el transporte público; mientras que 82% tiene miedo a caminar por las calles que habitualmente usa.

Sin embargo y pese a este contexto, el Instituto para el Economía y la Paz, señala que Puebla es el séptimo estado del país que reportó mayor índice de paz, de acuerdo al estudio que realizó el Instituto para el Economía y la Paz.

NOTICIA: Percepción de inseguridad en Puebla supera la de Sinaloa y Tamaulipas

El informe que analiza la dinámica de la violencia en el país, otorgó al estado la calificación de 1.8 en la escala del 1 al 5, siendo el 1 el nivel más pacífico y el 5 el de menor tranquilidad.

Las entidades con menos paz son: Baja California Sur obteniendo una calificación de 4.55; le sigue Guerrero con 4.1, Baja California con 3.9 en el ranking, Colima y Zacatecas con 3.6 y 3.3, respectivamente.

Imagen: Índice de Paz

Perspectiva local

Ricardo Fernández Fuentes, especialista en Derecho, opinó para Poblanerías en línea, que la realidad en el estado y la ciudad es “opuesta a lo que arrojó el estudio”.

“Definitivamente valdría la pena analizar el estudio para saber si fue enfocado a algunas zonas vulnerables o solo al sector gobierno; la realidad es que el estado de seguridad en la ciudad de Puebla es otro, si bien es cierto que está en calma, también es cierto que corremos muchos riesgos”.

Consideró que, para revertir esta perspectiva es necesario trabajar en otros aspectos como la creación de empleos, que permitirán a la sociedad un mejor desarrollo y crecimiento en el ámbito personal y social.

2017 el más violento

El Índice de Paz México consideró al 2017 como el año más violento, en el que presentó un deterioro de 10.7%; sumaron 29 mil homicidios en el país lo que elevó la tasa a 24 muertes por cada 100 mil habitantes, lo que representa 25% anual.

Con mayor frecuencia los delincuentes utilizan armas de fuego, se calculó que 69% de los homicidios ocurrió con estos instrumentos, la violencia presentó 15.2 % más uso.

Lo anterior representó que –únicamente– cinco estados del país mejoraron su nivel de paz siendo, Yucatán, Tlaxcala, Campeche, Coahuila y Chiapas los que conformaron la lista; mientras que los 25 restantes, los indicadores se deterioraron, incluida Puebla.

El especialista en Derecho, Ricardo Fernández Fuentes señaló que en la medida en que las autoridades hagan mejor su trabajo, la ciudadanía les otorgará su confianza.

Una de las áreas de oportunidad es para el sistema de seguridad y procuración de justicia para el estado; el catedrático opinó que actualmente la nula respuesta hacia las víctimas, inhibe a la sociedad para que denuncie los delitos de los que son víctimas.

“Es fundamental que las dependencias gubernamentales tanto administrativas como judiciales que se encargan de las investigaciones de la comisión de los delitos, hoy nos han quedado a deber hoy no están comprometidos con la sociedad”.

Este factor es el más influyente puesto que, los ciudadanos tienden a participar más en acciones en el combate a los robos y tienen confianza en sus corporaciones policiales, lo que posicionó a los estados con mayor tranquilidad.

“En la medida que más confiemos en ellos (nuestras corporaciones de seguridad y justicia), en la medida que regulen sus procedimientos y los hagan más accesibles, en esa medida tendremos mayor regulación entre gobierno y particular”.

Para ilustrar el panorama, el estudio arrojó que solo el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) se utiliza en seguridad y sistemas de justicia, es decir 60% menos que los países que conforman la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Puebla baja en calificación

A pesar de posicionarse en los primeros estados del país con mayor paz, los indicadores arrojaron que bajo 0.21%, comparado con el 2016.

Mientras que en las calificaciones por rubros el Puebla alcanzó 1.8 en homicidios, en delitos con violencia 2.3; delitos cometidos con armas de fuego 2.0, en cuanto a delitos cometidos por la delincuencia organizada 1.5 y en cuanto a presos en la cárcel sin sentencia fue de 1.3.

Foto: Agencia Enfoque

Lo anterior se refleja en los hechos violentos que se han registrado en la entidad, entre los más destacados están los enfrentamientos entre bandas de huachicoleros, por el robo de combustible en el municipio de San Martín Texmelucan.

Uno de los más recientes, fue en la colonia la Purísima donde los pobladores retuvieron por varios minutos a los elementos del Ejército Mexicano, los agredieron y causaron daños en las patrullas donde realizaron su recorrido.

Los linchamientos en contra de los presuntos delincuentes en manos de los ciudadanos, quienes en busca de hacer justicia por propia mano juzgan e incurren en homicidios.

La reciente balacera en pleno Centro Histórico, donde resultó una persona lesionada y otra más sin vida, después de los impactos de bala que recibieron al medio día de este 16 de abril.

Otro enfrentamiento que prendió las alarmas fue el ocurrido en la colonia Clavijero a finales de marzo y que dejó como saldo la muerte de un comandante de la Policía Estatal.

De acuerdo con los reportes, en la zona se investigaba a un grupo ligado con el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

Ricardo Fernández concluyó que la realidad para quienes viven en el estado, dista mucho de los resultados del estudio; no obstante, es momento que las autoridades fortalezcan sus áreas de oportunidad y generen mayor confianza con sus gobernados.

“En la medida que se enfoquen los recursos suficientes para crear verdaderas fuentes de empleo, en esa medida vamos a lograr que todas las zonas puedan tener oportunidades, para poder regresar a esos estados de derecho donde vivíamos en una sociedad de paz”.

 

 


POB/LFJ