Foto: Pixabay

La semana pasada, entre joyas y boutiques, la Quinta Avenida de Nueva York le dio la bienvenida a la marihuana.

La empresa californiana MedMen inauguró este viernes un dispensario en esta popular arteria comercial, coincidiendo con las celebraciones del Día de la Marihuana en todo el país (20 de abril).

Desde su escaparate la compañía intenta mandar un mensaje.

«Lo que estamos intentando decir es que este es lugar para esta tienda. Que la marihuana pertenece a la cultura convencional», explicó a Efe el responsable de comunicación de MedMen, Daniel Yi.

A diferencia de otros estados de Estados Unidos, donde el uso recreativo de cannabis es legal, Nueva York permite únicamente su utilización con fines medicinales y bajo importantes restricciones.

Por ello, MadMen solo vende aquí a pacientes con receta y registrados en un programa estatal y ofrece una cantidad muy limitada de productos como cápsulas y vaporizadores.

El dispensario es uno de los tres autorizados a abrir en la isla de Manhattan bajo las actuales normas, aunque la compañía ya dispone de otros tres establecimientos en distintas localidades del estado de Nueva York.

La tienda refleja la  transformación que la industria del cannabis está viviendo en Estados Unidos, donde el uso recreativo de marihuana es legal en nueve estados y el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, a pesar de que la sustancia sigue penalizada a escala federal.

POB/JMVA