Foto: Agencia Enfoque

El Senado aprobó una reforma a la ley para castigar con penas de hasta 30 años de prisión el robo de hidrocarburos, petrolíferos o petroquímicos y demás activos; también se incrementaron las multas, serán de hasta 25 mil veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización vigente.

Con 66 votos a favor, 12 en contra y una abstención el pleno del Senado de la República realizó reformas a varios artículos de la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia de Hidrocarburos. Esta reforma ya fue avalada por la Cámara de Diputados y ha sido remitida al Ejecutivo federal para su eventual promulgación.

Estas reformas aumentaron de 17 a 25 años de prisión para quien directa o indirectamente reciba, recaude o aporte fondos económicos o recursos a sabiendas de que serán utilizados para el robo de hidrocarburos.

También aumentaron de 10 a 14 años de cárcel, y multa de 10 a 14 mil veces el valor de la Unidad de Medida y Actualización a quien obligue, intimide, preste sus servicios o realice cualquier actividad para permisionarios, contratistas y distribuidores que tengan el propósito de llevar a cabo este robo de combustible.

Durante los últimos 4 años en Puebla aumentó el robo de combustible e hidrocarburos en la región conocida como el Triángulo Rojo, que se encuentra en la zona centro del estado, por donde cruza el poliducto Minatitlán-México. Esto contribuyó al crecimiento de bandas delictivas, las cuales a su vez extendieron sus actividades ilícitas.

De acuerdo con el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en los municipios que conforman el Triángulo Rojo (Tepeaca, Amozoc, Palmar, Quecholac, Acatzingo) las denuncias por homicidio, robo, robo a vehículos, violación y secuestro han aumentado en lo que va del 2018 en comparación con el mismo periodo del 2017.

--

POB/PSC