Foto: Agencia Enfoque

El Senado de la República ha aprobado y enviado una reforma a la ley de Seguridad de Salud, con la cual busca que de manera automática, todos los mexicanos mayores de 18 años sean donantes de órganos y tejidos al morir, a menos que en vida hayan expresado lo contrario.

La minuta fue aprobada por unanimidad, 74 votos a favor, y modifica el esquema de donación de órganos y tejidos en el país, de ser aprobada por los diputados, al momento de la muerte la donación de órganos y tejidos se hará de manera automática.

Actualmente la legislación indica que para que un mexicano sea donador al morir, debe expresar en vida esta intención, por medio de una carta ante notario, una tarjeta de donador o por la autorización de los familiares.

Con la creación de la figura «Consentimiento presunto o expreso» los legisladores buscan reducir el número de pacientes que se encuentran en la lista de espera para recibir algún órgano o tejido.

Esta legislación también impedirá la oposición a la donación por parte de familiares, en caso de que el individuo se niegue a donar sus órganos, deberá manifestar en vida, por escrito, ante notario su negativa a ceder partes de su cuerpo.

En el 2017 se registraron más de 21 mil pacientes en la lista de espera, para recibir algún órgano.

POB/PSC