Foto: Google Maps

Los gobiernos de Siria y Rusia responsabilizaron a Israel por le mortal ataque que se realizó este lunes por la mañana en contra de un aeropuerto militar sirio.

El ataque fue en contra de la base aérea de Tiyas, conocida como T4, cerca de la ciudad de Homs. Según observadores, perecieron 14 personas en la acción.

Siria inicialmente había acusado a EE.UU. por el ataque.

Después de todo, este incidente se produce en medio de la alarma internacional por un supuesto ataque con armas químicas en contra de una localidad en poder de los rebeldes que luchan contra el gobierno de Bashar al Asad.

Y tanto EE.UU. como Francia habían amenazado con responder. 

Israel, que ya ha atacado blancos sirios en el pasado, no ha confirmado ni negado acusaciones. Las posibles razones que pudo haber tenido Israel son:

  • El ejército Israelí sostiene que la Guardia Revolucionaria de Irán lleva tiempo activa en la base T4;
  • Y que desde esta hace llegar armas a grupos como Hezbolá, enemigo declarado de Israel.

Una fuente militar siria citada por la agencia estatal de noticias Sana reportó que las defensas antiaéreas habían repelido un ataque de misiles israelís contra T4. Según la fuente, los misiles fueron disparados desde el espacio aéreo de Líbano por aviones israelíes F15.

El ministro de defensa ruso, por su parte, dijo que de ocho misiles disparados cinco fueron interceptados y tres impactaron la parte oeste del aeródromo.

Israel rara vez reconoce este tipo de operaciones, pero ya ha admitido haber atacado decenas de objetivos en Siria en el pasado.

Jonathan Marcus, corresponsal de la BBC para temas de defensa, reconoció que ese ataque pudo haberse suscitado como parte de los esfuerzo de Israel por contener la cada vez mayor presencia militar de Irán en Siria y así evitar el envío de avanzados misiles iraníes a sus aliados chiitas en Líbano, Hezbolá.

 

POB/JMVA