Foto: Pixabay

Mito 1.- El tamaño del pene afecta en el rendimiento sexual.

Aunque algunas personas desean que el tamaño y la forma de sus genitales sea diferente, esto solo afecta en el desempeño sexual si tú así lo quieres, ya que en realidad es más importante la conexión psicológica en la intimidad, para determinar la satisfacción en la relación.

El tamaño promedio del pene en erección es de 14.2 cm y debes dejar de preocuparte por esto, ya que solamente importa si tú dejas que importe.

Mito 2.- El hombre y la mujer alcanzan su plenitud sexual al mismo tiempo.

Algunos creen que los hombres alcanzan su plenitud sexual al final de la adolescencia, antes de los 20 años y las mujeres más tarde.

Si bien es cierto que un hombre de 18 años tienen erecciones más fáciles que uno de 70, esto no lo es todo en la relación, ya que raramente todo depende de una cuestión física.

Mito 3.- La mayor parte de las mujeres pueden alcanzar el orgasmo solo mediante el sexo vaginal.

La mayoría de las mujeres no alcanza el orgasmo solo mediante la penetración vaginal. Normalmente depende de muchos factores: la estimulación vaginal, la estimulación del clítoris, los pechos y otras zonas. Incluso muchas prefieren el sexo oral para llegar al clímax.

Mito 4.- Los hombres no pueden tener orgasmos múltiples.

Aunque son conocidos por caer rendidos y dormir tras una eyaculación, lo cual tiene una razón biológica, algunos hombres pueden tener orgasmos múltiples de manera natural, pero también es algo que se puede entrenar.

Mito 5.- Las mujeres son bisexuales por naturaleza.

No existen datos que indiquen que hay más mujeres bisexuales que hombres; es algo natural y esto no depende del género, si bien puede que socialmente una mujer bisexual sea más aceptada.

Mito 6.- El sexo tántrico alarga el orgasmo durante horas.

Esta idea es falsa, pues el orgasmo al que hace referencia el sexo tántrico tiene que ver con un estado de exaltación, que precede al sexo. Los orgasmos duran algunos segundos, pero el tantra llama “súper orgasmo” a una sensación de euforia que puede prolongarse durante horas.

Mito 7.- Los hombres buscan sexo casual y las mujeres compromiso.

A los humanos nos gusta generalizar, pero la realidad siempre desafía los convencionalismos. No hay forma de separar el sexo por géneros, a la mayor parte de las personas nos gusta y habrá quienes lo prefieran en una relación, pero habrá quienes disfruten del sexo casual.

Las mujeres tienden a ser más selectivas pues se exponen a mayores riesgos.

Mito 8.- El sexo oral y el sexo anal son alternativas más seguras al sexo vaginal.

Cada tipo de sexo tiene sus propios riesgos, las enfermedades venéreas y de transmisión sexual se transmiten de igual manera por la vía anal u oral, así que lo más recomendable es que busques la forma de cuidarte para cualquier tipo de sexo.

Mito 9.- Las mujeres no ven pornografía.

La idea de que la pornografía es cosa de hombres está relacionada con que la mayor parte de ella se centra en las cosas que le dan placer a ellos, pero la realidad es que las mujeres la disfrutan por igual.

Mito 10.- El buen sexo se da de manera natural.

Algunas veces las personas tienen una química tan buena que todo es estupendo desde la primera vez, pero esto no es común. La mayor parte de las parejas necesitan práctica, paciencia y tolerancia para llegar a tener sexo de buena calidad.

Implica aceptar nuestro cuerpo y el de la otra persona, requiere poner atención, cometer errores y superarlos.

POB/PSC