Foto: Agencia Enfoque

A pesar de que las estructuras de metal y de madera invaden la calle donde tradicionalmente se ubican los puestos de comida, artesanía y entretenimiento, la celebración de Corpus Christi se lleva a cabo con su peculiar colorido en Puebla.

El jueves de Corpus Christi es una celebración católica que se lleva a cabo 60 días después del Domingo de Resurrección y la cual surgió con la finalidad de proclamar y aumentar la fe de los creyentes en la presencia real de jesucristo en el santísimo sacramento.

Foto: Agencia Enfoque

La tradición religiosa menciona que Corpus Christi se celebró por primera vez en 1208, pero que mientras un sacerdote celebra la misa en Italia en 1263, de la hostia brotó sangre.

Esta celebración llegó a México con la conquista española, y se popularizó tanto que miles de personas acudían al atrio de la catedral de la ciudad de México para presenciar la misa.

Foto: Agencia Enfoque

Comerciantes de toda la región acudían con sus mulas cargadas de productos del campo, también asistían vendedores, artesanos, y ricos hacendados.

La tradición fue cambiando, pero dejó como testigo un festejo popular, que en Puebla se caracteriza por la elaboración de muñecos de cartonería, figuras de mulas elaboradas de distintos materiales y la oferta de toda la comida de la región.

En Puebla esta celebración se lleva a cabo en las calles aledañas al Teatro Principal en el Centro Histórico.

Foto: Agencia Enfoque

POB/PSC