Foto: Agencia Enfoque

Durante su presentación en el Foro Nacional de Turismo, Andrés Manuel López Obrador aseguró que bajo su gobierno, la obra del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), podría ser concesionada, ya que considera que el costo de su edificación sería demasiado alto para la administración federal.

"Yo no voy a destinar la mitad de la inversión pública solo para una obra", enfatizó el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia y sostuvo que es una obra faraónica plagada de irregularidades técnicas y corrupción.

Esta obra ha estado en el centro del debate durante las campañas electorales presidenciales, las declaraciones de AMLO, en las cuales ha calificado a algunos empresarios de "traficantes de influencias que se benefician de la corrupción" lo han enfrentado con una parte del sector empresarial.

Este lunes el Consejo Coordinador Empresarial, publicó un desplegado donde aseguran que ellos son parte de la solución, no del problema, y piden un debate constructivo, abierto a dialogar las diferencias.

Después de un aumento de las tensiones entre Andrés Manuel y los empresarios, durante su presentación en este foro turístico, López Obrador expresó su intención de "entenderse bien" con los empresarios, y aseguró que después de ganar las elecciones va a conformar mesas técnicas para revisar el tema con especialistas y el presidente Enrique Peña Nieto.

Durante un entrevista con El Universal, Gerardo Ruiz Esparza, Secretario de Comunicaciones y Transportes, afirmó que no existen sustentos legales para detener la obra del aeropuerto, y aseguró que cancelar su edificación tendría un costo económico y social para todo México.

--

POB/PSC