Foto: Notimex

El Banco de México (Banxico) aceptó que la afectación que sufrió el Sistema de Pagos Electrónicos (SPEI) fue producto de un ciberataque.

“Todo parece indicar, con la información que tenemos al día de hoy, que sí se trata de un ciberataque y que afectó a este aplicativo”, señaló el gobernador Alejandro Díaz de León.

Tras los hechos, el Banxico anunció la creación de una nueva dirección de Ciberseguridad, la cual se encargará de establecer políticas, lineamientos y estrategias institucionales para fortalecer la seguridad de la información así como de los sistemas que soportan la operación y procesos de la institución.


De acuerdo con las atribuciones de la nueva dirección de Ciberseguridad, podrá acceder a cualquier tipo de información del Banxico, incluyendo la clasificada como reservada o confidencial, así como tener acceso de manera directa e irrestricta a todas las áreas, registros, sistemas y, en general, a cualquier información del Banco central o de los fideicomisos en los que éste tenga el carácter de fiduciario.

El gobernador del banco central reiteró al público que las transferencias electrónicas procesadas a través del SPEI, así como por medio del resto de los sistemas de pagos a cargo del Banxico, son un medio seguro para realizar pagos.

Precisó que el Banxico no puede confirmar ni desmentir la cantidad de 400 millones de pesos referida en algunos medios de comunicación como afectación económica por este ataque cibernético, pero esperará a conocer la investigación forense que se está haciendo y en cuanto tenga elementos con mayor certidumbre hará un reporte sobre el incidente.

Sobre el número de bancos afectados por este ciberataque, el funcionario sostuvo que al Banco de México no le corresponde decirlo por el momento, sino hasta que tenga todos los elementos y certeza plena de exactamente qué sucedió.

 

PIB/JMVA