Foto: Pixabay

Puebla ocupa el sexto lugar del país que registra más defunciones por mortalidad materna, después de Chiapas, Estado de México, Chihuahua, Veracruz y Jalisco, de acuerdo con cifras del Observatorio de Mortalidad Materna en México (OMM).

El OMM expone que, al 30 de abril de 2018, en Puebla han ocurrido 13 muertes maternas, prácticamente 3 muertes cada mes. El caso más grave se presenta en el estado de Chiapas, donde suman 25 muertes maternas en cuatro meses.

Imagen: OMM

De acuerdo con el Observatorio de Mortalidad Materna en México, a nivel nacional se registran 31.2 defunciones por cada 100 mil nacimientos, es decir 2.1% mayor al que se registró en el mismo periodo pero del 2017.

En la primera semana de abril de 2018, en el País, se registraron 172 defunciones, en tanto que para el mismo corte de 2017 se
registraron 169 defunciones.

La hemorragia obstétrica representa 27.1% del total de los casos, le sigue la enfermedad hipertensiva, edema y proteinuria en el embarazo, parto y puerperio en 24.9 % y los abortos en 7.1 puntos porcentuales.

A estas se suman sepsis y otras enfermedades puerperales con 4.9%, embolia obstétrica 4.4; enfermedades del sistema respiratorio 4%.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), la mortalidad materna representa “un grave problema de salud pública”.

“En muchos casos, sus causas son evitables y es la máxima expresión de injusticia social; ya que es en las regiones de menor desarrollo económico, donde existen las cifras más altas de muertes maternas y son las mujeres pobres, quienes tienen mayor riesgo de morir por causas relacionadas con el embarazo, parto o puerperio”.

Altibajo en muerte materna

En los últimos ocho años, las defunciones maternas en Puebla se redujeron 15.7%, al pasar de 46.9 a 31.2%, es decir 120 muertes menos que en 2010, comparado con 2018.

Sin embargo, es una cifra con altibajos, pues el número de muertes maternas creció de 20 en 2011 a 26 en 2012; lo que implica un incremento de 30%.

NOTICIA: La violencia obstétrica en Puebla

Según los informes las mujeres que oscilan entre los 45 a los 49 años son los grupos con mayor riesgo de mortalidad, además de la hemorragia obstétrica, las enfermedades hipertensivas con 24.9 %, son las causas que más las provocan.

Embarazarse antes de los 20 y después de los 35 años aumenta considerablemente desarrollar los padecimientos de diabetes, hipertensión y obesidad, mismos que complican el embarazo.

“Edades extremas menores de 20 o mayores 35 que las lleva a enfermedades crónicas sobre todo en las de mayor edad y eso puede complicar un embarazo; esto contribuye a las complicaciones tanto de la madre como del recién nacido y entre las más frecuentes la diabetes e hipertensión llevan a partos prematuros y de bajo riesgo”.

A estas se suman las infecciones de vías urinarias y las cérvico-vaginales que no son tratadas por especialistas y las conllevan a partos prematuros.

De acuerdo con el OMM, las entidades federativas que presentan la Razón de la Mortalidad Materna son: Baja California, Campeche, Chiapas, Chihuahua, Durango, Michoacán, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, Quintana Roo, Sinaloa, Tamaulipas, Yucatán y Zacatecas.

Al igual que en Puebla, a nivel nacional la Secretaría de Salud lleva el récord de decesos con 103, le sigue el Instituto Mexicano del Seguro Social con 33, instituciones privadas 14 y otras 16.

Recomendaciones

La Organización Panamericana de la Salud aprobó desde 2011 un Plan para acelerar la reducción de la mortalidad materna y la morbilidad materna grave.

La iniciativa incluye los ejes:

  • Contribuir a acelerar la reducción de la mortalidad y morbilidad maternas.
  • Prevenir la morbilidad materna grave.
  • Fortalecer la Vigilancia de la mortalidad y morbilidad maternas a través de cuatro áreas estratégicas.
  • Prevención de embarazos no deseados y sus complicaciones.
  • Acceso universal a servicios asequibles y de calidad.
  • Recursos humanos calificados.
  • Información estratégica para la acción y la rendición de cuentas.

En entrevista, Lidia Baldovino Salas, responsable de Salud Materna y Perinatal en la Secretaría de Salud en el Estado, emitió algunas recomendaciones para reducir hasta en 90% estos riesgos y evitar consecuencias para los recién nacidos.

“La prevención es la acción y si deseas un embarazo y llegue a un final feliz, debes acudir a tu unidad médica esto reduce las complicaciones y maternidad tanto en la madre como en el recién nacido hasta en 90%” explicó.

Lo ideal es tener un control pre gestacional, con esto los candidatos a la paternidad pueden prevenir padecimientos en sus hijos, ya que pueden someterse a tratamientos previo a la concepción.

“Planear un embarazo, es decir, preparar el embarazo a través de la detección de factores de riesgo; si se desea un embarazo, la mujer tiene que acudir para que le detecten los factores se pueda tratar de manera oportuna, con el especialista”.

Además, una vez que se supera esta etapa, se debe tener un plan de seguridad en el que se recomienda elegir el hospital donde se realizará el parto, quien estará al lado de los padres y en caso de tener más hijos quienes los cuidarán.

Día de la Salud Materna

Desde 2016, en México se conmemora el Día Nacional de Salud Materna y Perinatal el 9 de mayo.

El día tiene como objetivo crear conciencia del cuidado de la madre durante el embarazo, así como una adecuada nutrición y suplementación con ácido fólico, se pueden prevenir las muertes de recién nacidos con malformaciones congénitas.

Por ello y a fin de evitar riesgos, se recomienda a toda mujer embarazada acudir a Control Prenatal, sobre todo en los primeros tres meses, ya que tienen menos riesgo de morir en el embarazo y parto si acuden, al menos, a cinco controles médicos prenatales.

Datos de la Secretaría de Salud federal, al menos dos mujeres mueren cada día en México por complicaciones relacionadas con el embarazo, pese a que el 80% de la mortalidad materna e infantil, se puede evitar con acciones preventivas antes, durante y después del parto.

 


POB/LFJ