El Observatorio de Salarios de la IBERO Puebla llevó a cabo la presentación del Informe de Salarios 2018. Los jóvenes y los mercados laborales, el cual estuvo a cargo del Dr. Miguel Reyes Hernández, coordinador interinstitucional del Observatorio de Salarios.

El especialista en economía de la IBERO Ciudad de México, señaló que el presente Informe documenta la precariedad en las condiciones laborales de la población trabajadora con énfasis en la población joven entre 15 a 29 años de edad:

“En 2005 sólo el 29.4% de la población total joven cuentan con seguridad social, mientras que el 59.3% de trabajadores no tienen este beneficio”.

Para el 2017, el Dr. Miguel Reyes comentó que tan sólo el 30.2% de la población joven contaba con seguridad social, es decir, solo un 0.8% ha aumentado de un año para el otro; en el caso de los trabajadores sin esta prestación social el porcentaje fue del 58.9%, descendiendo solo un 0.4%.

Teniendo como referencia esta situación que no es de hoy, sino que cada año va en constante declive, el Coordinador Interinstitucional del Observatorio de Salarios resaltó que el tema de pobreza está en un crecimiento preocupante, pues los salarios en México siguen estancados y en ocasiones descienden en lugar de ir en crecimiento como la riqueza que se produce.

“Debajo de la línea de pobreza se encuentra el 54% de los hombres de esta población, y el 49% de las mujeres”.

Puntualizó que el 83% de los hombres de la población ocupada joven entre 15 a 29 años, no alcanza un salario digno; mientras que el 79% de las mujeres se encuentran en esta situación. “Debajo de la línea de pobreza (línea de Bienestar del CONEVAL) se encuentra el 54% de los hombres de esta población, y el 49% de las mujeres”.

En lo que concierne al rubro de prestaciones sociales, señaló que en 2005 sólo el 45%de la población joven de 15 a 29 años contaban con acceso a salud, situación que en el 2017 no cambio, es decir, se mantuvo el mismo porcentaje. “De 15 a 19 años en 2017 sólo el 24% tenía acceso a este derecho, y de 25 a 29 años únicamente el 55%.

Cada año aumenta el porcentaje de personas sin contrato

Sobre las condiciones de trabajo y continuidad en el empleo, específicamente la jornada laboral, expresó que cada año aumenta el porcentaje de personas sin contrato; “para el 2017 disminuyó un 5% esta situación, pues en 2005 el 63% de la población subordinada joven de 15 a 29 años no contaban con un contrato; para 2017 este escenario descendió a 58%”, comentó Reyes Hernández.

Ante estas inaceptables condiciones laborales de trabajo en México, el Dr. Miguel Reyes puso el dedo en la llaga al tocar el caso del Estado, ahí destacó que para 2005 Puebla se encontraba en el lugar número 30 de las entidades del país de acuerdo al salario promedio recibido, siendo éste de $ 3,371.08 pesos y de $2,453.93 en la población de jóvenes.

“Para 2017 la situación no cambió mucho, pues el estado de Puebla se posicionó en el lugar número 29, después de Hidalgo y antes que Morelos. El salario fue de $ 3,237.14 y de $2,711.04 para la población joven trabajadora”, enfatizó el especialista en economía de la IBERO Ciudad de México.

Esta situación, coloca a Puebla dentro de las 10 entidades con peores salarios al interior del país en los periodos de 2005-2017. “La evolución de la precariedad laboral en la población ocupada joven ha ido en aumento constante, pues para 2005 ésta fue del 78.08%, mientras que para el 2017 fue del 80.86%”.

“Con esto se demuestra que las grandes obras, la rueda de la fortuna más grande de América, las ciclo vías, la instalación de Audi y todas esos de relumbrón no han contribuido para que los jóvenes en Puebla, ni los poblanos tengan acceso a una vida digna, por el contrario esta situación lo que ha generado es incrementar los niveles de violencia e inseguridad”, aseguró.

 

 

--
POB/JCSD