Foto: Agencia Enfoque

Los glaciares Jamapa y Occidental del Pico de Orizaba están en riesgo de desaparecer. De los que fueran los glaciares más extensos del país, con una superficie total de 9.5 km, de acuerdo con datos obtenidos por Sidney E. White y José Luis Lorenzo entre 1954 y 1958, queda poco de ellos.

Ricardo Rodríguez Deméneghi, coordinador del Programa Salvemos al Pico de Orizaba, indicó que 2009 y 2019, el glaciar Jamapa perdió 67% de su superficie.

Este glaciar suministra agua a la cuenca del Río Jamapa, pero debido a su reducción, Carlos Welsh Rodríguez, investigador del Centro de Ciencias de la Universidad Veracruzana, indicó que la situación llegará a generar afectaciones para millones de veracruzanos.

La cuenca del río abastece de agua a 2 millones de personas y apenas el 6 de mayo, el “Diario de Xalapa”, reportó una disminución en sus niveles esto ha afectado la producción de las plantas Tejar I y II, las cuales abastecen el 45 por ciento de los municipios de Veracruz y Boca del Río.

Por otra parte, Rodríguez Deméneghi, mencionó en entrevista para Imagen del Golfo, que no existen los recursos públicos suficientes para continuar con los planes de conservación que se requieren para revertir la situación de desgaste que se presenta en los glaciares que abastecen de agua.

El coordinador recordó que desde hace seis años se detuvieron los recursos que se entregaban a través de la recaudación por el servicio de agua potable en la zona metropolitana de Veracruz.

“Estamos viendo la pérdida constante de los glaciares que nos quedan, uno y medio, lo cual representa un gran riesgo para la zona metropolitana porque ellos se abastecen del río Jamapa, ahora aún con todo y ampliación del puerto deberían de preocuparse nuestras autoridades por la situación del Pico de Orizaba”. Declaró Rodríguez Doméneghi.

Por otra parte, Hugo Delgado, investigador titular C del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), mencionó durante la conferencia de 2014 “Los glaciares de México: pasado, presente y futuro”, la importancia que estos tienen como indicadores de variaciones climáticas, pues a través de estos, los investigadores pueden reconocer patrones del cambio climático, fluctuaciones del clima, así como la influencia que la actividad volcánica tiene sobre sus variaciones.

 

 

[Nota del editor] Los datos publicados anteriormente en esta nota, se han actualizado y corregido, debido que tenían algunas imprecisiones. El glaciar no ha desaparecido, aunque por causas de cambio climático, está en riesgo de hacerlo.

--
POB/JCSD/JMVA