Foto: Wikimedia (cc)

Donald Trump presidente de los Estados Unidos ha informado que su administración ha decidido retirarse del acuerdo nuclear que mantienen las mayores potencias del mundo con Irán.

El presidente Trump ha criticado este acuerdo, ya que considera que es una manera de darle oxígeno al régimen de Irán, al cual considera su enemigo pues se encuentra aliado con grupos como el libanés Hezbolá y el régimen del presidente sirio Bachar Al Assad.

Este acuerdo fue establecido en el año de 2015, en él las grandes potencias del mundo, Estados Unidos y países europeos acordaron levantar las sanciones económicas al régimen iraní a cambio de que este país cumpliera con ciertas restricciones en la producción de uranio enriquecido.

En este tratado se estipula que Irán puede mantener reservas de hasta 300 kilos de uranio enriquecido de bajo nivel, en lugar de los 100,000 kilos de uranio de alto nivel que tenía anteriormente. Irán puede enriquecer el uranio al 3.7%, lo que permite su utilización en un reactor nuclear, para producir energía, pero se encuentra lejos del 90% necesarios para fabricar un arma nuclear.

A cambio de estas y otras concesiones, las potencias mundiales acordaron levantar las sanciones económicas que bloqueaban el acceso de Irán a los organismos financieros internacionales, al comercio del petróleo y también descongelaron miles de millones de dólares que el régimen iraní tenía en bancos de ultramar.

Este martes, Hassan Rouhani el presidente de Irán advirtió que la nación podría enfrentar “algunos problemas” si Estados Unidos busca arrastrar a América para salir del acuerdo.

 

 

 

POB/PSC