Foto: Agencia Enfoque

Calificar como violencia política de género el hecho de que se dirijan a Martha Erika Alonso, como «la esposa de Rafael Moreno Valle», es un exceso del Instituto Electoral Estatal, consideró Enrique Doger, quien calificó a los consejeros del IEE de usar una «doble moral», pues ellos mismos, permitieron en el 2016 que se le llamara «tlaxcalteca» de manera peyorativa a Blanca Alcalá.

El candidato priista a Casa Puebla, aseguró que en ninguna parte del mundo, el hecho de señalar que alguien es esposa o esposo de alguien representa una ofensa, y Doger tampoco considera que este hecho minimiza la personalidad de nadie, «pues se trata de un estatus jurídico».

«Es un pretexto para evitar que se hable de él, quien tiene un rechazo muy grande entre los poblanos».

Advirtió que la demanda no prosperará, pues en el mundo a nadie han sancionado, juzgado o castigado por llamar a alguien como esposa o esposo.

«Nosotros que culpa tenemos que se hayan casado, durante seis años estuvo en redes sociales como Martha Erika Alonso de Moreno Valle, y ahora por qué el cambio, por qué se avergüenza, sí hizo mal las cosas, pero es su esposo».

POB/PSC