Foto: Wikimedia

Leonardo Da Vinci murió un 2 de mayo en Amboise Francia, fue un hombre del Renacimiento, exploró y realizó creaciones en distintas disciplinas, en las cuales demostró una gran capacidad para de invención, pero también un gran talento para comprender el mundo de manera científica y creativa.

Nació un 15 de abril de 1452 en Florencia Italia, descendiente de una familia de nobles italianos, su padre fue masser (maestro)   Piero Furonsini di Antonio, un notario, canciller y embajador de la República de Florencia, y su madre Caterina era hija de una humilde familia de campesinos.

Tuvo como maestro a Andrea Verrocchio, con quién aprendió las numerosas técnicas de un taller tradicional, las bases de trabajos que involucraron a la química, la metalurgia, la mecánica y la carpintería, pero también ahí comenzó a desarrollar y conocer el dibujo, la pintura, y la escultura sobre mármol y bronce.

Más tarde dejó Florencia para trabajar en Milán al servicio de Ludovico Sforza, viajó por Roma, Bolonia y Venecia, para pasar sus últimos años en Francia.

Durante su vida describió múltiples inventos, avanzados para esa época, como el helicóptero, el carro de combate, el submarino y el automóvil, los cuales nunca fueron construidos, pero están descritos en sus apuntes con exactitud.

En cuanto a su faceta de artista, es mayormente conocido por la pintura, donde sus obras más destacadas son La Gioconda, La Ultima Cena y El Hombre de Vitruvio.

Leonardo Da Vinci nunca se casó ni tuvo hijos, legó el conjunto de sus obras para ser que fueran publicadas por su discípulo preferido, Francesco Melzi.

Su tumba se encuentra en la capilla de Saint-Hubert en Amboise Francia.

 

--
POB/PSC