“Napo” condenado a 52 días de la elección

La Junta Federal Conciliación y Arbitraje condenó a Gómez Urrutia a pagar 54 millones de dólares a los trabajadores mineros.

La Junta Federal de Conciliación y Arbitraje (JFCA) resolvió que el Sindicato Nacional de Trabajadores Mineros Metalúrgicos, Siderúrgicos y Similares de la República Mexicana, y su líder Napoleón Gómez Urrutia, deben pagar 54 millones de dólares entre sus agremiados.

Tras 13 años en litigio, la JFCA condenó al Sindicato Minero a hacer efectivo a favor de cada uno de los trabajadores “el derecho a beneficiarse de la distribución proporcional de la cantidad de 54,084,470 dólares (1.04 billones de pesos) en el extinto fideicomiso número 10964526 (antes 9645) que se entregó al Sindicato el 3 de marzo de 2005″.

El dinero deberá ser repartido entre los 300 trabajadores de la sección 65 del sindicato.

La decisión de la Junta se da a 52 días de la elección y con la candidatura plurinominal de Gómez Urrutia al Senado en litigio.

Urrutia vive en Canadá, país de donde obtuvo una nacionalidad, desde 2006, tras la explosión de una mina en Pasta de Conchos, en Coahuila, que dejó 65 muertos .

En un desplegado firmado por la Unión, que dice representar al 90% de los trabajadores del sector, acusa además al secretario general de ese sindicato, Napoleón Gómez Urrutia, de buscar un escaño abanderado por Morena para “mantenerse en la impunidad”.

“Esta resolución llega justo en el momento en que Napoleón Gómez Urrutia, siendo ciudadano canadiense, busca un escaño en el Senado de la República, no para servir a México, sino pretendiendo asegurar impunidad mediante el fuero”, señala el comunicado.

 

 

 


POB/LFJ