OPINIÓN: Partidos se pelean las migajas que dejó Romero Carreto

Luego de la vergonzosa declinación de Alejandro Romero Carreto, los demás partidos políticos buscan a los maestros que iban a votar por él.

De Política y Cosas Peores

Luego de la vergonzosa declinación de Alejandro Romero Carreto, los pocos maestros que iban a ser obligados a votar por el presunto candidato a la gubernatura de Puebla por Nueva Alianza, de la noche a la mañana, se han convertido en el deseo de los partidos que escoltan a Morena y sus aliados en la carrera a Casa Puebla.

Los quizá 2 y no más de 3 puntos que le podían haber otorgado a este advenedizo de la política, el cual por cierto se afirma "gastó" poco más de 37 mil pesos en 26 días de campaña, los quieren Martha Erika y su alianza, también el Verde Ecologista, y de paso el PRI, que a como dé lugar, quiere salir del tercer sitio en el que se ubica desde el arranque de la contienda electoral.

Siendo francos, de poco o nada le servirá la figura de este candidato de "membrete" a quien desee cobijarlo, y más aún, los maestros, desde hace mucho tiempo, –al menos eso se afirma- han dejado de ser un voto corporativo y suman sus simpatías y filias políticas, a quien mejor les plazca,

Sin embargo, ahora mismo se trata de sumar, lo que sea.

Las inclinaciones de los maestros, "grillos" por naturaleza, están prácticamente definidas desde hace mucho tiempo.

Para ser exactos, son tres los grupos: los de la maestra Elba Esther y que controla Guillermo Aréchiga y que apoyan a Morena y todo lo que huela a Andrés Manuel; los fieles seguidores del morenovallismo, representados en la figura del profe Cirilo Salas, así como los fieles de Nueva Alianza, y que están bajo el liderazgo de Emilio Salgado Néstor, que si bien apoyan a José Antonio Meade, también respaldan a Martha Erika.

EL CINISMO DE LA CTM Y LA SUMA DE GALI

Por cierto, este fin de semana en la campaña, se presentaron dos sucesos que no pueden ser pasados por alto.

El primero y relacionado precisamente al corporativismo, fue el descarado apoyo que le brindaron algunos sindicatos afiliados a la CTM, que encabeza el sempiterno líder Leobardo Soto Martínez, a la candidata panista Martha Erika Alonso.

Doger dice que confía en el líder de la central obrera e incluso, afirma que tiene la palabra del mandamás nacional, Carlos Aceves del Olmo, que "todas las canicas" de la CTM son para el PRI.

Bien haría el ex rector de la BUAP en tener la certeza de ello, no vaya a ser que le hagan lo mismo que la hicieron Blanca Alcalá hace tan solo dos años.

El otro punto, es la incorporación abierta de José Antonio Gali a la campaña de Martha Erika Alonso. La verdad no se ve bien este anunciado y evidente suceso, pero hay que decirlo, el gobernador, es de los pocos fieles del morenovallismo, y ahí una vez más, está la muestra.

--

POB/PSC